Horas después de haber hablado públicamente sobre la muerte de su padre a causa del coronavirus, Diego Ramos compartió una estremecedora historia. El actor contó cómo fue el difícil momento en que tuvo que comunicarle la noticia a su madre, que estaba internada y aislada en ese momento, también a causa del contagio con la COVID-19. En diálogo con Intrusos, el modelo dio detalles de lo sucedido.

Según relató, su papá tenía enfermedades cardíacas y si bien estaba aislado desde el momento en que empezó a regir el aislamiento social, preventivo y obligatorio, había sido ingresado a institutos médicos en dos ocasiones en estos tiempos. Además, le habían colocado un marcapasos. En esa última visita a un hospital, todos creen que él contrajo el virus. Luego se contagiaron Diego y su madre.

El actor fue el primero en superar rápidamente la enfermedad. Sin embargo, el sábado pasado su mamá comenzó a sentirse mal y debió ser internada en el Sanatorio de la Trinidad. «Yo no quise esperar, y la llevé al mismo lugar en donde estaba mi papá. Si lo queres ver por el lado hermoso, (mi papá) se murió un piso más abajo de donde estaba mi mamá», dijo emocionado.

«Acompañado, entre comillas, sin saberlo; Si lo querés ver de un lado trágico, estaban ahí y no pudieron hacer nada. Yo lo veo del lado lindo”, aseguró Diego Ramos. “Mi mamá estaba aislada porque estaba transitando los últimos días. Estaba sola y había que darle la noticia”, continuó Diego, que fue al único que dejaron entrar protegido con la vestimenta que utilizan los médicos y enfermeros, además de tapabocas, máscara.

“Una situación horrible”, fue cómo la describió el actor que no pudo abrazar a su madre luego de comunicarle que el hombre que la acompañó durante toda su vida había muerto. Al día siguiente, el intérprete pudo volver a la habitación desde lejos para acompañar cómo se pueda a su mamá en este difícil momento. «Es la soledad absoluta», dijo Ramos acerca de cómo se lleva adelante esta enfermedad.