A dos meses de ser mamá, La China Suárez se animó a mostrarse en bikini para adelantar las tendencias que se vienen para el próximo verano. Aunque aún no sabemos en qué contexto se podrán lucir bikinis y trajes de baño a causa de la pandemia. Eugenia se mostró en una jugada producción de fotos y remarcó ella misma el detalle de la cicatriz de la última césarea en su cuerpo.

“Se asoma mi cicatriz de cesárea y la amo”, escribió la China en su cuenta oficial de Instagram. Ella lo hizo sobre la fotografía en donde luce sensualmente una bikini color pastel. De esta manera, la intérprete demostró que vive orgullosa con las marcas en la piel que le dejaron las llegadas al mundo de sus hijos: Rufina, fruto de su amor con Nicolás Cabré; Magnolia y Amancio, que comparte con Benjamín Vicuña.

El año pasado en diálogo con Caras se había referido a su “cuerpo de madre”: “Sé que no tengo el cu… perfecto ni las tetas perfectas ni las piernas perfectas ni soy alta. Pero me quiero mucho y soy feliz como soy”, reconoció la China Suárez en aquel momento. “Antes tenía las tetas paradas y ahora caídas. Me veo mucho más chica, con menos curvas que es lo que siempre quise. Y ya no tengo la vara alta de que quiero ser perfecta. Hoy tengo un cuerpo de madre y me encanta mi cicatriz de la cesárea».

A dos meses de su nacimiento, la querida intérprete compartió dulces postales con Amancio en brazos. En dos publicaciones, que entre ambas superaron el millón de likes, Eugenia supo dejar plasmado el gran momento que pasa en su vida. La llegada de Amancio marcó la bienvenida al primer varón de sus tres hijos. Según contó en una divertida charla con Marley en Por el mundo el último domingo, es el primero que se parece a ella y no al padre.

«Amancio de mi vida», escribió la China junto a las dos fotos en donde se la ve posando feliz junto al bebé de dos meses. En una de ellas se los ve contentos mirando a cámara y en otra, ambos comparten una sonrisa cómplice. No fueron pocos los famosos que murieron de amor con las imágenes. El papá Benjamín Vicuña, baboso, comentó: «Cuánto amor en una sola foto».