El músico y compositor Pablo Pacífico se inspiró durante la cuarentena y sacó su disco “Entre tanto barullo”. En una entrevista con la periodista Constanza Daher, el artista contó cómo compuso las canciones durante el aislamiento.

“La pandemia es una generadora de sensaciones dentro de cada uno. Ha sido bastante movilizante para mí”, sostuvo. “Uno se inspira de momentos, de situaciones, de una poesía, de un acto de amor, de un acto de crueldad, una película, un libro. Uno elige el tópico al cuál cantarle. A mí me inspira mucho el amor. Me gusta mucho escribirle al amor. Contra eso no hay vacuna todavía”, confesó.

En cuanto al proceso de producción del disco, Pacífico relató: “El proceso del disco fue particular por el aislamiento. Yo componía, hacía las letras, todo y la pasaba al productor. Grababa algunas cosas, le daba toques. Más adelante pudimos juntarnos y comenzar el grabado de las voces, los instrumentos. No queríamos hacerla a distancia para transmitir lo que estábamos buscando”.

“Las canciones sirven cuando en la juntada sacás la guitarra y la tocás. Las canciones son historias con música”, indicó. En este sentido, agregó: “El artista tiene que hacer un laburo importante sobre lo que toca y sobre lo que se ve. Me gusta el trabajo de producción. Los artistas van a tener que darle mucha más importancia a lo audiovisual, porque es parte del futuro”

“Me propuse subir 40 canciones a las redes sociales por la cuarentena. Iluso que íbamos a durar cuarenta días. Ahora serían 200 canciones”, dice entre risas, y añadió: “De esas canciones, quedaron afuera algunas”. “Trato de que el público se entere qué hay detrás del artista, cómo lleva adelante el proceso creativo. Siempre te preguntan cómo escribes las canciones. Trato de tener un estrecho vínculo con las personas que me siguen en las redes sociales”, subrayó.

Como todo artista, Pablo extraña los escenarios y el encuentro cercano con la gente: “Somos público-dependientes. El streaming no termina de llenar mis expectativas. Hablo mucho con el público. Hacer streaming es bastante especial, porque terminás tu canción con toda la energía y hay un silencio aterrador. Uno vive del aplauso”.

“No hay nada más lindo que hacer lo que a uno le gusta. Mi consejo para los que empiezan es que produzcan sus cosas, que escriban sus letras. Si uno no deja obras, nos llenamos de copias de otras obras. La tarea o el designio del artista es poder dejar obra”, aconsejó. “Lo más gratificante es el cariño de la gente, que se encuentre con mis canciones”, dijo.