Para sorpresa de muchos, Esmeralda Mitre fue eliminada del Cantando 2020 a pesar de ser la favorita de Marcelo Tinelli, dueño de la productora LaFlia que realiza el programa. Para lamento de Oscar Mediaviila, él se perdió el «épico» momento en que la actriz dejó de ser parte del certamen. Lizardo Ponce y Lucía Villar los vencieron en el teléfono al obtener el 59% de los votos.

La razón por la que el productor musical no pudo estar presente en el programa donde sirve como jurado fue un fuerte accidente. En la noche del martes, mientras se dirigía al show, tuvo un choque automovilístico que destruyó su camioneta. Si bien el cinturón de seguridad le salvó la vida, Mediavilla quedó en shock y pasó unos días en su hogar recuperándose de la mano de Patricia Sosa.

“Estoy más confundido que nunca. Sé que ayer se fue Esmeralda”, arrancó diciendo Oscar Mediavilla, picante en su regreso a la pista del Cantando 2020. “Te lo perdiste. Se fue con el falsete”, señaló Ángel de Brito a pura ironía. “Me perdí algo épico. Buenísimo”, siguió el productor musical para rematar con todo contra Esmeralda mientras Moria Casán le daba letra a su lado en el estrado de los jurados.

“No la vamos a extrañar, igualmente”, lanzó, provocando risas por la chicana que le dedicó a la actriz, con la que había protagonizado filosos cruces. En su salida del certamen, Mitre pidió la palabra para deshacerse en elogios para Moria. Pero no tuvo lindas palabras para el resto del jurado, ni para las personas que criticaron su participación en las redes sociales.

«Y también le quiero dedicar esto a toda la gente que tiene pensamientos mediocres, por no llamarlos mediocres», disparó Mitre. «A los que confunden delirio con sentido del humor. ¡Un besito para todos, bye!», dijo antes de abandonar el piso sin mirar ni siquiera al jurado. Sus palabras tienen que ver con las fuertes críticas que recibió a lo largo de su participación en el concurso de canto conducido por Ángel de Brito y Laurita Fernández.