En algún momento, Moria Casán y Andrea Rincón fueron grandes amigas. Es mas, la diva había hecho todo lo posible para que la actriz formara parte del Bailando por un sueño, edición 2012, en donde ella servía como jurado. Sin embargo, La One tuvo un encontronazo con Rincón e incluso llegó a tratarle como una desagradecida, ya que sentía que le debía todo lo que estaba ganando en aquel certamen.

En ese momento, la modelo había admitido que Moria le había pedido una parte de sus ganancias por haberla hecho entrar en el mencionado concurso. Curiosamente, Andrea estuvo como invitada a la ronda de tríos del Cantando de la mano de Jey Mammon y Carla del Huerto. por lo que ambas volvieron a verse las caras después de un largo tiempo distanciadas.

Como no podía ser de otra manera, el reencuentro entre ambas fue bastante tenso. Después de que interpretarán la versión de «Yo vengo a ofrecer mi corazón», de Fito Paez, la tensión explotó al momento de dar las devoluciones. La One intentó acompañar sus palabras con el lenguaje de señas, tal como lo viene haciendo desde hace algunas semanas a la hora de evaluar a los participantes del Cantando 2020.

“La señorita (por Rincón) anuncia como que en el pasado, muy muy atrás… Nada, feo. Hoy es el presente, el pasado no importa. Hoy yo, santa Moria. Muy famosa, mucha vida, muy arriba, elevada. El pasado fue”, reconoció Moria Casán mientras Andrea Rincón la miraba atónita. “Yo a la señorita Rincón, ¿cómo le va? Nunca más le dije ni Andrea ni Rincón. Entre mis amigos, le digo ‘La Iglú’».

Tras ello, la jurado explicó el porqué de esa apreciación hacia la modelo. ¿Qué significa eso? Hay un cuentito que contaban los cómicos en el teatro, muy tierno, súper naif, que decía que un esquimal estaba viviendo en un iglú y le preguntó al papá: ‘¿Qué es un rincón?’ Chiste”, dijo. “Me sorprendió al principio que había toda una tensión, que estaba más puesta en mí, a ver qué digo o si nos peleamos. Me parece re vintage y re atrás, pero es lógico que porque me conocen”.

Entonces, Ángel de Brito recordó lo fuerte que había sido aquella pelea. Andrea se apresuró a recordar que «fue hace muchos años» y encontró coincidencia con Moria. “Fue hace muchos años y había una no sé si amistad, no sé cómo llamarla, pero creo que sí, que en un momento fue amistad”, señaló La One. “Me tienen como una especie de mamá, entonces hay una especie de posesión y después hay una especie de celo. Se mezclan un montón de cosas. Y la verdad es que yo soy la mamá de Sofía Gala, nada más, y la abuela de Dante y Helena”, concluyó Moria.