La Policía desalojó un cumpleaños dónde había más de 30 personas en una vivienda de calle Fortunata García, al sur de la capital. En la tarde del domingo personal de Patrulleros del Sistema 911 en conjunto con un equipo de la Comisaría 13 llegaron al lugar luego de un llamado telefónico y le pidieron al dueño de casa que finalizaran el festejo.

Los efectivos llegaron al lugar cerca de las siete de la tarde y constataron que estaban incumpliendo con las normativas impuestas por el COE, festejando un cumpleaños familiar. Motivo por el cual le pidieron al dueño que termine la fiesta y sin problemas se retiraron los invitados, cerca de las ocho de la noche ya no quedaba nadie”, detalló el jefe de la Unidad Regional Capital, Ricardo Fresneda, quien destacó el trabajo del personal que se quedó afuera de la casa hasta que se retiraron los invitados.

Las personas pudieron retirarse a sus domicilios, no fueron demorados ni tampoco se retuvieron los vehículos. Es importante recordarle a la sociedad que las reuniones familiares están prohibidas, para evitar contagios de Covid-19.