En tiempos de crisis, no son pocos los jóvenes que ven a la Argentina como un país sin oportunidades de progreso. La hostilidad del mercado laboral y la incertidumbre que genera la pandemia de coronavirus son algunos de los factores que han llevado a mucho a pensar seriamente en hacer sus bolsos y alejarse del pago. Sin embargo, Florencia Peña se fue a Twitter para expresar las razones por las que sigue apostando por el territorio nacional.

“Vengo de una familia de clase media trabajadora. Como cualquier argentino, pasamos por muchas. Pero ningún lugar es perfecto. Cada sociedad tiene lo suyo. Nuestra democracia es joven comparada con otros países. Pero ahora que militan el éxodo, quiero reafirmar mi amor por Argentina”, comenzó la actriz manifestando su punto de vista. Cabe recordar que la intérprete es una militante del kirchnerismo.

“Decirles que cada ciudadano tiene derecho a vivir y buscar su destino donde más le guste. Pero no nos cuenten eso como única verdad», pidió Florencia Peña y cuestionó a los medios de comunicación que hablan constantemente del tema. «Somos muchos los que amamos este país, a pesar de las dificultades. Muchos los que la peleamos todos los días. Muchos los que queremos seguir apostando”.

“Amo mi país, aún con todo lo que tenemos para mejorar. Y esa también es una verdad. No es la única, pero es la de un montón de gente que saber que ser argentino es una aventura cotidiana. Y la democracia se construye también entendiendo que se puede tener unidad en la diversidad”, concluyó Peña. Su tuit, como todo en el mundo, encontró seguidores y detractores. Por lo cual, hubo respuestas de todo tipo.

En una entrevista reciente, la protagonista de Casados con hijos reconoció por qué decidió hacer pública su posición política. “Yo venía de Poné a Francella y había una cosa de “¡Qué graciosa Florencia Peña!”, pero no se sabía nada de mí: qué pensaba, cuál era mi mirada sobre la vida. Y empecé a sentir que me faltaba integrarme. Entonces salí con los tapones de punta, casi como quien escupe un pedazo de carne que se le quedó atragantado acá, algo que de verdad me pasó de chica: me ahogué, casi me muero”.