Hace pocos días, la China Suárez se adelantó al verano y compartió en las historias de su cuenta de Instagram una foto suya posando en bikini. Allí deja ver la marca que quedó en su cuerpo tras la cesárea en los nacimientos de Rufina, su hija con Nicolás Cabré; y Magnolia y Amancio, sus niños fruto del amor que nació con el reconocido actor chileno Benjamín Vicuña.

Según contó, hubo varias críticas hacia el mencionado posteo. Por esta razón, ella decidió compartir una reflexión acerca de la maternidad. “Me está pasando bastante seguido respecto a lo que comparto”, dijo sobre los comentarios recibidos. “Es mi cuerpo, esa fue mi recuperación, no es mi responsabilidad lo que dicen los medios”, aseveró la protagonista de Argentina, tierra de amor y venganza.

En añadidura, la China Suárez aseguró que la presión está puesta en la mujer. “En todos los casos, presionadas por estar lindas, hacer bien las cosas, ser buenas madres, ser independientes, trabajar”. Sobre la foto en particular, agregó: “Es mi cuerpo, tengo la suerte de recuperarme rápido después de cada embarazo y no veo que es lo que este mal de compartir eso, si alguien me lo explica buenísimo, no sé de qué sororidad hablan”.

“El puerperio es duro pero mi actitud con la vida es ser positiva. Uno elije qué compartir, estamos muy expuestos y creen que conocen todo y no es así. Que no suba una foto con las tetas lastimadas, que no cuente lo que me cuestan algunas cosas de la maternidad o de la crianza de sus hijos… hay cosas que quedan en mi privacidad y que no muestro ni cuento”, aseguró la China.

La pareja de Benjamín Vicuña siente que “desestiman su puerperio”: “Dicen ‘eso no es cuerpo real’, ‘no es puerperio real’, ¿quiénes son para decir qué es real o no? ¿Por qué están constantemente fijándose en lo que hace otra, cómo se recupera otra? Estamos todos aprendiendo y hay cosas que cambiar pero no me parece bien que este puesta la mirada sobre las mujeres y en la recuperación de cada una”.