Martín Fabio, mucho más conocido como el Mono de Kapanga, por el nombre de la banda que lidera hace muchos años, es uno de los 16 concursantes de MasterChef Celebrity. A la hora de entrar a la cocina no fue todo alegría para el artista. Curiosamente, a los participantes se les pidió que se deshagan de todas las pulseras y collares que llevaban encima, ya que podrían ocasionar accidentes culinarios.

Para el cantante fue muy difícil despojarse de sus joyas. Según contó él mismo, no se quitaba sus «joyas» desde hace 17 años. Cada uno de esos objetos tiene un fuerte significado para su persona. “No pensé que me harían sacar las joyas”, se lamentó Fabio y bromeó: “A Mario Baracus no le gusta esto. Hace 17 años las tengo. Todas tienen un significado».

«La última vez que me las saqué fue en el 2003 en la cancha de Ferro, en un partido de Quilmes versus Argentino Juniors que me llevaron preso. Me sacaron los cordones, el cinturón, las cadenas… Como nunca mas caí preso, al día de hoy vienen conmigo”, admitió el Mono. El cantante pidió quedárselas pero desde el jurado, compuesto por Donato De Santis, Germán Martitegui y Damián Betular, les pidieron que se las quite.

Ante el asombro de los jueces, y del conductor, Santiago del Moro, el Mono se sacó las pulseras y pidió quedarse con las cruces que llevaba en su cuello. “No se puede tener crucifijos, pero vamos a hacer una excepción”, dijo uno de los chefs. En la primera edición del reality los participantes se dividieron en equipos. Capitaneado por Fede Bal, el Mono trabajó además con Boy Olmi y Sofía Pachano.

“Cuando corre el reloj corre, en casa estas acostumbrado a cocinar con tiempo. Estoy tenso. ¿Conocés la teoría de Platón? Salir de la zona de confort, yo salí fue un día de nerviosismo, estrés, es complicado”, le comentó al conductor. El Mono desarrolló un plato simple: lomo con papas fritas. El punto de la carne fue exacto para el jurado que halagó la presentación del artista en MasterChef Celebrity.