Hace tan solo unos cuantos días, Dolores Barreiro compartía a través de las redes sociales sus fotos de vacaciones en Europa junto a su hermana Bernardita. Las postales la mostraban en las playas de Ibiza y también reunida con amigas en París. Las fotografías despertaron fuertes críticas entre sus seguidores debido a que ninguno de los protagonistas tenía un barbijo puesto.

Más allá de esas críticas, la verdadera polémica se instaló después de que la modelo regresó a la Argentina. A un día de su regreso, ella se mostró festejando el cumpleaños de su hija Suri en un parque junto a su familia y amigos. Esto lo hizo a pesar del decreto que ordena a las personas que vuelven del exterior a cumplir con un período de aislamiento de al menos 14 días.

Una cuenta de Instagram conocido como @chusmeteando publicó las fotos y escribió: “Dolores y su hermana acaban de llegar de Europa. Sin cuarentena ni nada te festeja el cumple del nene. Me alegro que se lleven bárbaro pero no dejaron pasar ni 24 horas para abrazarse”, junto a una de las fotos en las que aparece Matías Camisani, ex de Dolores y padre de sus hijos.

Rápidamente, los seguidores de Dolores Barreiro le reclamaron su irresponsable actitud en las redes sociales. “¿Y la cuarentena? ¡¡Es cualquiera después preguntan por qué hay tantos casos!! Viniste de Francia y no te guardaste (…) ¡El COVID no existe en el mundo de esta mujer!”, fueron algunos de los comentarios que recibió la figura en su cuenta oficial de Instagram de Barreiro.

El decreto 274/2020 del Gobierno Nacional establece los requisitos que deben cumplir quienes quieren ingresar o salir del país y en él se puede leer: “Las personas que ingresan al país y transitaron por ‘zonas afectadas’ se comprometen a permanecer aisladas en los lugares o sectores seguros definidos por el gobierno nacional, provincial o municipal durante 14 días contados a partir de la fecha de ingreso al territorio de la República Argentina”.