Esmeralda Mitre se despidió del Cantando 2020 en la última ronda tras caer en el teléfono contra Lizardo Ponce y Lucía Villar. Ella y su partenaire, Nell Valenti, abandonaron el certamen conducido por Ángel de Brito y Laurita Fernández tras haber perdido por el voto del público. El 59% de los votos fue para la pareja compuesta por el influencer y la joven artista. Pero Pampita es una de las que extraña ver a la actriz en la pantalla chica.

“Esmeralda dice que necesita un formato en el que necesita expresarme más tiempo porque una hora es poco. Deberían hacerle un reality. ¿Qué pasa productores que no le pueden hacer un formato a esta estrella para que se luzca?”, afirmó la conductora de Pampita Online en una de las últimas emisiones de su programa vespertino, que se transmite por la pantalla de Net TV.

“De verdad, los que la conocemos a Esmeralda es así cómo la vemos a través de la cámara. Igual, ella fue la revelación. Los picos de rating que hizo el programa fueron todos los momentos en los que estuvo en pantalla. Eso es innegable y una realidad», aseguró Pampita, bancando a la intérprete. «La gente en su casa no podía cambiar de canal. No iba al baño porque tenían miedo de perderse algo».

«Es una gran actriz. Lo dio todo, ¡Se la perdieron, chicos! Andá a saber qué va a hacer ahora. Los canales se deben estar peleando por tenerla”, cerró Carolina Ardohain dándole su total apoyo a la descendiente del prócer argentino. Lo curioso es que la semana anterior de su eliminación, Esmeralda le había escrito a Marcelo Tinelli para darle a conocer que no estaba contenta con su participación en el Cantando.

“Hola Marce, te escribo para decirte que el programa no fluye. Yo no puedo dar todo lo que tengo para dar ni me dejan darlo, como era contigo. Y no me gusta ponerme en un lugar quisquilloso», le reconoció Mitre al mandamás de LaFlia. «Pero siento que me está dañando mi carrera porque yo doy todo de mí y recibo un uno, dos o tres, diciéndome en la cara que no sirvo para nada, injustamente. Lo soporté sólo por vos”, agregó Esmeralda según contó Marina Calabró en Mitre. “Sin vos, perdón por la falta de humildad, siento que me queda chico. Yo estoy para más”.