Un delicado estado de salud obligó a Jorge Rial a ausentarse de Intrusos. Una molestia en el pecho lo preocupó y por recomendación médica estuvo en reposo. No obstante, logró recuperarse del complicado momento y pudo reincorporarse en su rutina diaria. Una vez mejor, habló sobre temas que lo rodean. Entre otros asuntos, el conductor aclaró detalles acerca de su salud, su familia y su ideología política.

El periodista retomó la conducción de Intrusos después de la pausa que debió tomarse. Decidió aprovechar su mejora para responder preguntas de sus seguidores en Instagram. “Fue una falsa alarma. Estoy perfecto”, respondió a una pregunta sobre su salud física. Una semana atrás, al cierre del programa, se descompuso y le dio una sensación extraña en el pecho, por lo que tuvo que ser asistido por una ambulancia.

“Al final del programa empecé a no sentirme bien, no era dolor sino un vacío en el pecho. Los que pasamos por un accidente cardio conocemos algunos síntomas como la pata de elefante o dolores particulares en la cabeza y en el cuello, no sentía eso”, contó después de aquel momento. Finalmente, como explicó él, fue solo un susto y por fortuna el susto no fue más que eso y no pasó a mayores.

“Quisiera saber cómo anda Fran, ese niño bello, hermoso verte como abuelo”, le escribió un fan. A lo que Jorge Rial respondió: “Lo mejor que me pasó en la vida”. Francesco es el hijo de Morena Rial, la hija más grande del periodista, con quien tuvo grandes problemas. Otro curioso, le consultó: “¿Por qué te odia tanto la gente?”. El mediático no dudo en retrucar con un corto: “Si supieran que no me mueven ni un pelo”.

nieto rial

Además, fue interrogado por su ideología política. “Me gustaría que lo entrevistes a Alberto Fernández, estaría muy bueno”, le confesó un seguidor. Jorge le respondió: “Por ahora no, lo necesitamos concentrado”. Minutos después, otro le comentó: “¿Tenes esperanzas de que Argentina repunte como país?”, y él aclaró: “Sí”. Luego, recibió otra pregunta acerca del presidente. A “¿bancas a Alberto?, el conductor volvió a decir: “Sí”.