Nati Jota siempre demuestra que su vida gira en torno al amor. En Twitter dejaba en claro que uno de sus mayores anhelos era tener un novio. Finalmente, en 2018 logró iniciar un noviazgo. El elegido fue Bruno Siri. Ella sostuvo amarlo en todo momento, pero al tiempo se separaron y él se puso en pareja con Ivana Nadal. Ahora, trajo a la luz un tweet viejo para poder remarcar el rencor que todavía guarda.

Bruno Siri y Nati Jota terminaron con su relación a fines de 2019, tras dos años de estar juntos. La periodista sufrió la ruptura y tardó en recomponerse. “La gente consuela diciendo: ‘Nadie murió de amor’. Lo que no entienden es que cuando estás tan roto, el miedo no es morir, el miedo es vivir destrozado para siempre”, dijo cuando anunció la separación. En agosto, su ex hizo público su vínculo con Ivana Nadal.

Al enterarse de la nueva pareja, la influencer confesó: “A mi manera, yo seguía transitando la ruptura, pero está todo bien”. Parece seguir en la etapa de transición, ya que volvió a referirse a su relación con el rugbier. “Una vez guardé a un pibe como ‘amor’ en mis contactos, a cuatro días de conocernos. Él también a mí. Y, ¿saben? Después fuimos novios. Awwww. Y, ¿saben? Después me dejó y se puso con Ivana Nadal. No sean intensos nunca, no sirve, no es por ahí. ¡Jaaaa!”, twitteó.

El tema volvió a la agenda de la periodista al recordar un viejo tweet que escribió en sus inicios con Bruno Siri. El 14 de enero de 2018, Nati Jota escribió: “No afirmo ni niego tener un contacto guardado como ‘amor”. Poco tiempo después de aquella publicación, confirmó haberse puesto de novia. El deportista fue el primer novio de la twittera y desde que se separaron no volvió a contraer pareja.

Ivana Nadal y Nati Jota no eran amigas, sin embargo, eran personas cercanas y la noticia devastó a la periodista. Cuando vio sus primeras fotos juntos confesó que “no estaba preparada para esto”. “Cortamos en noviembre. Después seguimos charlando y nos vimos hasta febrero. Yo lo estaba intentando, no sé si él lo estaba intentando. Al final no nos estábamos arreglando, y en marzo empezó la cuarentena y dejamos de hablar”, explicó.