La semana pasada, la entrenadora del Cantando 2020, Natalia Cociuffo, fue diagnosticada con coronavirus. Cuatro participantes debieron ser hisopados por contacto estrecho –entre ellos estaba Lola Latorre-. Todos dieron negativo, pero como no habían practicado igual fueron suplantados. A los días, Lola volvió a ser testeada y dio positivo, pero ahora se quedó sin reemplazo, ya que echaron a su suplente, Pablo Ruiz.

Cuando se conoció que Natalia Cociuffo, coach de Lola Latorre y Lucas Spadafora y Brian Lanzelotta y Angela Leiva, todos fueron aislados. Por protocolo, los integrantes de las dos parejas tuvieron que someterse a hisopados. Los cuatro dieron negativo en aquel test. Sin embargo, pocos días después, la hija de Yanina y Diego Latorre presentó síntomas compatibles con la enfermedad y volvió a ser testeada.

Para sorpresa de todos, el resultado del segundo hisopado confirmó que Lola Latorre tiene coronavirus. La modelo no había vuelvo al Cantando 2020 ya que desde la producción decidieron que sus reemplazos compitan por ellos hasta el próximo ritmo. Los elegidos para suplantar a Latorre y Spadafora fueron Pablo Ruiz e Ivana Rossi. No obstante, Pablo fue echado por la producción.

En plena pandemia, el cantante Pablo Ruiz participó de una fiesta clandestina, prohibidas por el Gobierno nacional. Se viralizaron fotos de él en el festejo. «Cuando Pablo Ruiz contagie gente en el Cantando, seguro va a llorar en LAM«, decía una de las fotos que se esparcieron rápidamente por las redes sociales. Tras el escándalo, Ángel De Brito informó que El Trece decidió apartarlo del certamen.

“Le queremos mandar un saludo a Ángela Leiva y Brian Lanzelotta que dieron no detectable en el test de Covid-19. Y lo mismo para Lola Latorre y Lucas Spadafora, que también dieron no detectable, por eso se atrasaron estos días para cantar”, había informado días atrás Ángel De Brito cuando se obtuvo el primer resultado negativo. “Igual, anunciamos que ambas parejas van a tener su reemplazo y ellos volverán en el próximo ritmo”, sostuvo.