Juan Manzur se expreso, pero no hizo un mea culpa de la falta de seguridad en la provincia. Tras el linchamiento del asesino de Abigail y su posterior deceso durante la noche de ayer miércoles, y los sucesivos hechos de sangre y violencia que se vienen sucediendo semana a semana en la provincia, se especulaba con la reunión que mantendrían en la cúpula del ejecutivo.

Después de la reunión Manzur habló con los medios y aclaró “Condenamos los hechos de justicia por mano propia. Todos los que cometen un delito tienen que ser puestos a disposición de la justicia. La justicia debe caer con todo el peso de la ley”.

Además, el gobernador agregó “nosotros condenamos el hecho de la muerte de la pequeña, pero también condenamos los hechos de violencia”.

Al ser consultado por cambios en la cúpula de la Policía de la provincia, Manzur aclaró que “siempre es posible hacer cambios”; y agregó “hoy tuvimos una reunión con el comandante Maley, hoy no hablamos de un paso al costado”.

Por último, en relación al accionar de las fuerzas, el mandatario sostuvo que “la policía actuó en este caso siguiendo las instrucciones de la justicia”.