En 2019 hubo un escándalo en el clan Caniggia en el que tuvo que intervenir la Justicia. Mariana Nannis acusó al Pájaro Caniggia de trata de personas, violencia física e infidelidad. El conflicto se mediatizó. Después de esto, aunque pasó el tiempo, la familia jamás volvió a estar unida. Alex Caniggia tomó partido en la discusión entre sus padres y tomó una drástica decisión con respecto al otro.

En una entrevista con Juan Etchegoyen, Alex Caniggia confesó que en el enfrentamiento decidió apoyar a su madre, Mariana Nannis. «Me molestó y tomé partido y me puse del lado de mi mamá», comentó. Luego vino una dura declaración. «Perdí cierto aprecio por mi papá, porque me defraudo como padre», dijo el mediático sobre el Pájaro Caniggia. Asimismo, aclaró : «Igual no soy rencoroso ni nada de eso».

«Ya está, son cosas que pasan en la vida y tienen que solucionarlo ellos», expresó el exparticipante del Cantando 2020. Con la guardia más baja, comentó que sí le gustaría volver a verlo, pero no hay iniciativa de ninguna de las partes. «Me gustaría verlo en algún momento, pero él no me llamó nunca ni yo lo llamé a él», explicó el mediático que hace un año no ve al exjugador de la Selección Argentina.

Acerca de su madre, con quien él decidió mantener la relación, Alex Caniggia aseguró: «Está bien y hecha un titán». No obstante, la pandemia de coronavirus lo mantiene separado de su mamá.  «Hace bastante que no la veo igual por la pandemia», explicó Alex. Sin embargo, aclaró: «Pero aunque no la vea personalmente, al menos la miro». De su hermana Charlotte, quien estuvo con coronavirus, no dijo nada.

El escándalo Cannigia

Mariana Nannis denunció al Pájaro Caniggia por violencia de género. Según contó, la golpeó en un hotel y amenazó con matarla. Además, dijo que el exfutbolista la empujó contra un auto estando embarazada y tuvo una hemorragia interna. A su vez, la mediática aseguró que el padre de sus hijos estaba involucrado en la trata de personas y que iba seguido a Puticlubs. Además, le fue infiel con la esposa de una pareja amiga.