Sebastián Estevanez protagonizó un accidente en el que sufrió grandes quemaduras. El incidente ocurrió en su domicilio cuando intentó encender un quebracho de la chimenea. El actor relevó los detalles del traumático episodio que vivió y le costó grandes problemas de salud. Según comentó, fue el dolor más grande que sintió en su vida y por momentos pensó que se iba a morir.

“Me confié, cometí un error. Estaba tratando de prender un quebracho que tenía en la chimenea, en el living. Al hogar lo tengo a un metro de altura. Le había puesto bastante papel de diario, lo prendía y se me apagaba. Así me pasó dos o tres veces. Y la cuarta vez, que yo pensé que estaba apagado, le tiré un chorrito de alcohol que tenía en casa un bidón de un litro, por la mitad y se empezó a prender fuego todo”, contó Sebastián Estevanez.

“Mi mujer y mi hija Francesca escucharon el ruido, fueron para el living y vieron que se estaba incendiando todo. El sweater, la campera, una alfombra… Lo apagaron como pudieron y ni sabían lo que me había pasado a mí o dónde estaba. Yo estaba con la crema fría, en el baño. Cuando salgo habían pasado 5 o 7 minutos, tenía toda la cara roja, todo quemado. Nadie entendía nada”, continuó relatando el actor.

 “Ahí le dije a mi mujer ‘llamá a una ambulancia porque me muero, no puedo aguantar el dolor’. Sentía que me moría”, comentó. A lo que añadió: «Era la mezcla del dolor y a la vez como un ataque de pánico. Mirá que yo me quebré, me corté cuando era chico, me han dado 20 puntos en la ceja. Tuve dolores de todo tipo, pero como este ninguno. Era algo insoportable”, sostuvo el artista.

“Estaba todo deformado. La explosión fue como una piña en la cara y más que nada en la oreja. A medida que iban pasando los días el dolor era cada vez peor. Porque la quemadura va avanzando. En ese momento era tan fuerte el dolor que me ofrecieron internarme en el Hospital del Quemado pero les dije que no. Por el coronavirus en casa estamos solos, no iba a dejar a Ivana con los tres chicos, cerró Sebastián Estevanez.