Este sábado se disputará nuevamente uno de los principales enfrentamientos de la televisión argentina. Juana Viale y Andy Kusnetzoff volverán a competir por la audiencia con invitados famosos. La Noche de Mirtha y Podemos Hablar tienen temáticas similares y están en canales opuestos, por lo que la trasmisión de cada programa se convirtió en una competencia entre los dos.

Las propuestas de los programas son bien definidas y diferenciadas. La Noche de Mirtha apuesta directamente por la política, mientras que Podemos Hablar va con la farándula. Desde hace un tiempo que el programa conducido por Juana Viale se viene separando de las celebridades y apunta más a los personajes de la política nacional. En cambio, los invitados de Andy Kusnetzoff siempre varían, pero predominan las celebridades.

Esta sábado irán a La Noche de Mirtha los periodistas Nicolás Wiñazki y Luis Novaresio, el economista Ricardo López Murphy y el bailarín Maximiliano Guerra. Los cuatro están ligados al ámbito político. Del otro lado, estarán María Fernanda Callejón, José María Muscari, Mica Viciconte y Boy Olmi; todos son celebridades conocidas en la Argentina que se confesarán en PH.

Juana Viale viene perdiendo fuerza y no puede remontar. Pese a que no está muy lejos en términos de rating, viene perdiendo todas las pulseadas contra Andy Kusnetzoff. El fin de semana anterior Podemos Hablar le sacó casi dos puntos de ventaja a La Noche de Mirtha. El ciclo de confesiones obtuvo un promedio de rating de 8,9. En tanto, la cena con políticos perdió por 7,2.

Sin embargo, Juana Viale no es la única que pierde contra su competencia. Hay una marcada tendencia en el público que no beneficia a un canal. Desde que estrenó Masterchef Celebrity la audiencia se concentra en Telefe, que todas las noches se impone y gana la batalla por el rating. El reality de famosos en la cocina obtiene todas las noches el doble de puntaje que el Cantando 2020. El Trece va en picada.