Oscar Mediavilla es el jurado del Cantando 2020 que peor carácter tiene y que más peleas protagoniza. No tiene problemas con ganar el odio de los participantes y de la audiencia, entonces siempre dice lo que piensa -y sin ningún tapujo-. Esta vez, con quien se molestó el jurado fue con el locutor del programa, que le hizo una broma pesada. «Es muy inoportuno», le dijo en un momento gracioso para todos menos para él.

Mientras estaba dando una devolución, Oscar Mediavilla tuvo que interrumpirse a él mismo por una molestia en la garganta. «Voy a ser breve porque hoy tenemos que apurarnos un poquito», dijo a Martín Baclini y Jéssica Abouchain. «Creo que hay un crecimiento, Martín, en lo que estás haciendo en tu tercer gala. Creo que desde la primera a esta hubo un crecimiento bastante», expresó el jurado, pero no pudo continuar.

El productor de música pidió disculpas por la pausa, pero el locutor del Cantando 2020 no lo dejó pasar. «Buen provecho», exclamó Martín Salwe, la voz en off del certamen. «No, no. Es tos», se defendió Oscar Mediavilla, quien tomó impulso para continuar, pero volvió a frenarse. Sin poder guardárselo, señaló al locutor y manifestó: «Esta amigo es muy inoportuno». Para redoblar la apuesta, desde la producción pusieron el sonido de gallos.

«No, no es un gallo tampoco. No vine ni de gallo, no vine de nada», expresó el jurado un poco ofuscado. Acto seguido se dio aliento para poder continuar con la devolución. «¡Vamos que yo puedo, vamos que yo puedo!», expresó, pero le vio la cara de apuro a Ángel De Brito y le preguntó: «¿Querés que vote directamente y terminamos acá? «Paramos porque me ponen un gallo sonando», se justificó.

Para seguir apurándolo, el conductor inició diciendo «el voto de Oscar es…» y Mediavilla respondió: «un seis». Con el puntaje, Martín Baclini repuntó en el Cantando 2020. El empresario recibió un siete de Nacha Guevara y un seis de Karina La Princesita. Con diecinueve puntos, el mediático y su compañera podrán esperar tranquilos el voto secreto de Moria Casán.