En las últimas horas del lunes, Diego Maradona fue internado y rápidamente empezaron a correr rumores acerca de su salud. Se decía que el diez podría tener coronavirus o haber sufrido un accidente cardiovascular (ACV), por lo que su médico decidió salir a aclarar la situación. Pocos días antes el exmejor jugador del mundo celebró su cumpleaños número sesenta y Rocío Oliva alertó sobre su estado.

El lugar de internación de Diego Maradona es el sanatorio Ipensa, ubicado en La Plata, donde va a estar hasta el miércoles. Según aclaró su médico de cabecera, Leopoldo Luque, una situación de emergencia no derivó en internación, sino que el excampeón del mundo decidió ir al sanatorio por voluntad propia -a pedido de él-. Sin embargo, el profesional de la salud comentó que su estado no es bueno.

“Hay que estar tranquilos, no es una situación de emergencia, Diego está bien, pero puede estar mucho mejor. Es un acuerdo, yo le propuse venir a internarse y aceptó», señaló el médico. Luque también aseguró: «No tiene nada que ver esto con el Covid, tampoco con un ACV ni con un tema de adicción». No obstante, el profesional explicó: «Está mal psicológicamente y repercute en el cuerpo».

«Se alimenta mal, te cambia todo. Es el factor principal que lleva a que sea internado», añadió Leopoldo Luque sobre la salud de Diego Maradona. El médico del exjugador de fútbol destacó que no es una «situación de emergencia» y que no está en terapia intensiva, sino que atraviesa su internación en una sala común. «Vamos a ver cuánto se queda, Diego está bien. Lo ideal sería tenerlo al menos tres días para ponerlo bien», manifestó.

«Es una persona de edad, con muchas presiones en su vida, cumplió sesenta años y hay que ayudarlo», enfatizó el profesional y lanzó: «Es difícil ser Maradona«. Días atrás, Diego Maradona celebró su sexta década de vida y recibió múltiples mensajes de apoyo y cariño. Pero su hija Gianinna Maradona y su exnovia Rocío Oliva se mostraron preocupadas por su salud y aseguraron que lo vieron mal.