Veinte años de pareja fueron tirados por la borda cuando Ximena Capristo publicó mensajes que Gustavo Conti intercambiaba con otra mujer. La difusión de las capturas se viralizó y su relación se convirtió en un escándalo. Inclusive salieron rumores acerca de que una exgran hermano era la mujer en cuestión. Con el asunto más clamado, la actriz confesó quién era la dueña de los mensajes.

El once de octubre de este año Ximena Capristo sufrió un ataque de furia y sacó a la luz material que tenía guardado desde hace un año para pegarle a su marido. La actriz publicó una serie de capturas en las que Gustavo Conti hablaba a través de Instagram con una mujer a la que le decía linda, le destacaba que siempre estuvo y le prometía fugarse con ella cuando lo «rajen» de su casa.

A casi un mes del suceso que casi terminó con su familia, Ximena Capristo contó los detalles. Según comentó, estaban cenando con un amigo de ambos y él la hizo quedar mal, entonces por bronca publicó las capturas de pantalla. “No le dije nada y, si bien lo arrobé, él tampoco se dio cuenta porque llegamos y se fue a dormir. Al ratito, me arrepentí, me sentí mal y lo eliminé», contó y explicó: «No lo quería exponer».

Las capturas de pantalla que les sacó la periodista Juariu a las historias de Ximena Capristo.

Al otro día, Gustavo Conti amaneció con muchos mensajes, pero sin saber lo que había ocurrido. «Él no entendía nada y me preguntó si yo había publicado algo. Ahí charlamos de la situación, yo no quería hablar antes porque estaba enojada con él», contó la actriz. También aclaró que fue una conversación calmada ya que en su casa, en la que viven con su hijo de tres años, «no va más el grito y la puteada».

«No es que se mudó», expresó Ximena y aclaró que su esposo fue a quedarse en un departamento que tienen porque ella necesita pensar. Aunque no duerme en su casa, a diario va para ver a su hijo, que no sabe nada del tema. De acuerdo a lo que detalló la actriz, el ex participante de Gran Hermano se va cuando su hijo se duerme y regresa antes de que él se depierte. A su vez, sostuvo que no se han separado, sino que están “distanciados”.

Consultada acerca de que si cree que el actor le fue infiel, contestó: «Él dice que no, que son solo mensajes, que esta piba siempre le escribía y le contestó pero no sabe por qué de esa forma, que me ama». Asimismo, reveló de dónde es la misteriosa mujer de los mensajes: fue miembro del grupo de fanáticas que Gustavo Conti tenía cuando participó de Gran Hermano, muchos años atrás.

«Ella es pica-sesos, insistente, le mandaba muchos mensajes. Y en algún momento de la cuarentena él tenía ganas de responder y avanzar un poco más. Pero tengo entendido que no se vieron. Para ella, él debe ser su amor imposible», comentó Ximena Capristo. No obstante, destacó que ella se molestó porque en varias ocasiones le pidió a su marido que tengan una relación abierta y él se negó siempre.