Ximena Capristo y Gustavo Conti están atravesando el momento más difícil en sus veinte años de casados. El exgran hermano se mensajeaba en tono romántico con una mujer y su esposa lo escrachó en Instagram compartiendo las conversaciones. Desde entonces están distanciados. Como si no fuera poco, Silvina Escudero se sumó al conflicto de la pareja y atacó a la actriz.

«Silvina Escudero dice que es amiga de Gustavo y yo nunca la vi en casa cenando. A veces hacen cualquier cosa por una nota. Uno puede tener re buena relación pero la palabra amistad es muy grande. Ella lo quiere a Gus y obvio que lo va a apoyar a él. La realidad es que no es amiga de la pareja», dijo Ximena Capristo cuando Silvina Escudero sostuvo ser amiga de Gustavo Conti.

«¿Hay un amistómetro para definir la amistad? Una en la vida tiene un montón de amigos, con unos va al cine, con otros a cenar, con otros toma mate. La realidad es que yo lo considero amigo y no me cabe duda que él me considera su amiga. Hemos compartido obras de teatro, giras, ensayos, eventos», respondió Silvina Escudero tras las declaraciones de Ximena Capristo.

«Obvio que en estos días me mensajeó y hasta me llamó contándome todo lo que estaba pasando. Me contó sobre los chats, pero tampoco lo voy a decir porque es cosa de él», sostuvo la actriz. No obstante, aseguró: «Nunca lo miré con otros ojos». Acerca de la molestia de la esposa de Gustavo Conti, manifestó: «Capaz que le molestó que yo dije que era amiga de él y no de ella».

«Estoy sorpresa», confesó Silvina Escudero. Asimismo, la bailarina explicó el inicio del conflicto. «Yo fui a Bienvenidos a bordo como invitada. Ximena me elige para un juego y yo pensé que era porque soy amiga de Conti. Después ella empezó a decir que yo le mandaba mensajes y sí, más vale que le mando, porque somos amigos», explicó. Los rumores decían que Escudero era la de los mensajes, pero Ximena Capristo aseguró que no.