El jurado del Cantando 2020 está compuesto por figuras de peso en el espectáculo cuya característica principal no es la amabilidad. Al momento de puntuar no se guardan nada y algunos participantes no soportan el trato. Alex Caniggia fue el primero en renunciar por un cruce con un jurado, luego siguió Ariel Puchetta y esta semana se sumó otro más a la lista de los que prefieren irse del certamen antes que volver a verles la cara a los evaluadores.

Alex Caniggia presentó su renuncia al Cantando 2020 cuando tuvo una pelea con Oscar Mediavilla; ambos protagonizaron uno de los cruces más fuertes de la televisión argentina. El jurado, que acostumbra a ser frío y no medir sus críticas, insultó directamente a Alex y este decidió irse. Semanas después Ariel Puchetta se molestó con un comportamiento de Karina La Princesita y también abandonó la competencia.

El que sumó al club de los ofendidos con el jurado del Cantando 2020 es Pablo Ruiz. El cantante había sido expulsado del reality por participar en una fiesta clandestina, pero luego fue reincorporado. Molesta con la decisión de la producción Nacha Guevara le dijo que era un irresponsable y lamentó que en la Argentina «se trate igual al que hace las cosas correctamente que al que no hace las cosas correctamente».

Tras su renuncia, Pablo Ruiz explicó: «Para bancarme lo que me dijo Nacha, no vengo más. No me interesa ya venir. Además, me avisaron con nada de tiempo, hicimos todo rápido con poco ensayo y que me basureen de esas forma, no me va». A lo que añadió: «No justifico nada, y sé que lo que hice está mal. Pedí disculpas y por suerte estoy bien y algo me cuidé. En todo caso me expuse yo y no a otros. Pero no se mide a todos con la misma vara».

«No estoy para eso. Que me crucifique así y que se meta en política y hable del país. Pedí disculpas públicamente, me hice los test y todo lo que tenía que hacer». A su vez, aseguró: «No me voy a exponer a que me digan algo así frente a todo el mundo. Soy el único que pidió disculpas de todos los que se están portando mal, y nadie dice nada». «Me parece una hipocresía porque hay mucha gente que está saliendo», sostuvo el exparticipante del Cantando 2020.