El Clan Maradona quedó en el ojo de la tormenta cuando, a días de cumplir sesenta años Diego Maradona fue internado y posteriormente operado por problemas de salud. Desde que surgieron las complicaciones en el estado del diez, la prensa desplegó un profundo abordaje sobre su situación. Para Gianinna Maradona los periodistas fueron demasiado lejos; según ella intentaron lograr que ella los atropelle con el auto.

“Periodistas: déjenme en paz!, déjenme ser hija. Por favor se los pido! Lo que hacen es acoso, mi cara va a ser la misma todos los días y jamás voy a decir ni ´A.», dijo Gianinna Maradona. Diego Maradona fue operado al presentar un hematoma subdural crónico. La intervención salió bien y el diez está enfrentando la recuperación, pero los periodistas no dan tregua y no dejan el tema de lado.

A su declaración -publicada en su cuenta de Instagram-, Gianinna Maradona agregó una fuerte acusación contra los trabajadores de medios. «Dejen de golpear la camioneta y ponerse delante para después decir que soy culpable de que los pisé! Por favor, empaticen”, escribió una de las hijas de Diego Maradona. Cada vez que sale de la clínica donde su padre está internado, muchos periodistas la esperan pidiéndole declaraciones.

Rial, uno de los más polémicos

«Es un señor que se metió toda la cocaína del mundo adentro. No nos olvidemos. Entonces, es un cuerpo que está derrotado», manifestó Jorge Rial. Luego, añadió: “Se puso todo lo que pudo en una vida que eligió él. Nos hacían creer que era la vida del súperhéroe y no es así. No hablo de elección, simplemente estoy recordando que por ese cuerpo pasaron años y años de una adicción fenomenal que te deja unas secuelas terribles, como es la cocaína».

«Vaya a saber qué se metió en ese cuerpo», remató el conductor de Intrusos. «Empecemos a tratarlo como un ser humano, con las debilidades que tienen todos. Porque no tiene menos o más debilidades que otra gente. Mucha gente debe estar igual que él, pero lo que pasa es que es Diego”, sostuvo Jorge Rial. Cuando la panelista Débora D’Amato le preguntó cómo se controla a una persona que consumió drogas, él respondió: «Pegale una piña y bajale los dientes».