El Cantando 2020 tuvo una de sus más importantes semanas con el Superduelo, en el que las mejores parejas se midieron en duelos con las que peores resultados obtuvieron a lo largo de todo el certamen. La competencia tuvo muchas sorpresas y revelaciones. Tras cinco días de intensos cruces en los que los triunfadores iban dejando de cantar, una pareja fue eliminada directamente por el jurado.

En la normalidad las parejas cantan y los jurados las puntúan, una vez que todas se presentaron se miden los puntajes obtenidos y las tres parejas que consiguieron resultados más bajos pasan al duelo. El jurado salva a una de las tres y las restantes se miden en el teléfono. La audiencia del Cantando 2020 se encarga de votar y los participantes que menos votos consiguieron son los eliminados.

Sin embargo, en el Superduelo el público no podía salvar a ningún participante ya que todo quedaba en manos del jurado. En la final de la competencia se enfrentaron las dos parejas que no ganaron ningún duelo: la de Martín Baclini con Jéssica Abouchain y Lizardo Ponce con Anto Cirillo. El jurado consideró que la presentación de Lizardo fue la mejor y eliminó a Martín Baclini.

Anteriormente el empresario había competido contra Charlotte Caniggia y se disgustó cuando el jurado consideró que la performance de la mediática fue mejor que la de él. Cuando Moria Casán explicó el motivo por el que decidió darle su voto a Lizardo Ponce. «Hubo bronca y eso no te permitió soltar lo que tenías que soltar, se notaba una tensión», le dijo La One.

En tanto, el resto de los jurados aclaró que disfrutaron más de la presentación de Lizardo Ponce que de la de Martín Baclini y por eso decidieron que siga en el certamen. El único que votó por Martín Baclini fue el de Oscar Mediavilla, quien destacó la evolución que tuvo el empresario en pocas galas. Desde que empezó, el exnovio de Cinthia Fernández apuntaba a irse. Tuvo solo tres presentaciones y quedó sentenciado en dos ocasiones.