La noche de este jueves de última chance en Masterchef Celebrity estuvo cargada de emoción. Por una parte Natalie Pérez se despidió del celebrity, ya que se encontraba reemplazando el lugar de El Polaco. Sin embargo supo ganarse un lugar no sólo entre sus compañeros de la competencia, sino también en los seguidores del certamen en apenas dos semanas.

La actriz y cantante demostró ser una buena cocinera, ya que según comentó ver muchos programas de cocina, pero también una gran compañera. Sin embargo la emoción estuvo puesta más allá del hecho que sea su despedida del show. Para esto vamos a contextualizar: la edición de este jueves en Telefé tuvo un plus que emocionó a todos los participantes por igual apenas empezado el programa.

Al llegar a su estación, cada participante se encontró con una caja. La sorpresa estaba puesta en que cada caja se encontraba vacía. ¿Una broma? No, todo lo contrario. La consigna del certamen de cocina consistía en que sus platos llenen las pérdidas, aquellos vacíos existenciales en la vida. «Hoy van a tener que llenar ese vacío, conectarse y conectarnos con lo emotivo», explicó Damián Betular.

Tanto Dolli Irigoyen como Donato de Santis complementaron las palabras de su compañero de jurado. «Cada persona o situación en nuestra vida influye en nosotros dejando una huella vital. Hoy tienen la oportunidad de homenajear aquello que no pudo ser«. Las palabras calaron hondo en los participantes, que muy movilizados no podían controlar su emoción. «Ay Dios, estoy temblando» sostuvo Natalie Pérez.

Pero sin dudas la más conmocionada fue Sofía Pachano. Apenas comenzado el desafío Santiago del Moro le preguntó a quien tenía pensado homenajear. “No creo que pueda hablar ahora” dijo la actriz, quien obviamente pensó en su padre Aníbal Pachano. Sin embargo, aunque logró conmover a los chefs con su historia, Sofía no logró superar el delantal negro y deberá competir en la gala de eliminación del día domingo.