Ayer la Asociación Argentina de Actores publicó un comunicado elaborado por el Consejo Integral de la misma. Se trata de un largo documento que intenta explicar porqué, a pesar de las nuevas autorizaciones para la habilitación de teatros desde este último fin de semana dictadas por el Gobierno, el área está sufriendo una situación económica «cada vez más dura e insostenible».

En este sentido, el documento intenta explicar cuál es la situación real que están viviendo actualmente los trabajadores de la actuación. El mismo sostiene en su introducción que, si bien han venido trabajando arduamente para sostener la realidad económica a través de diversas gestiones para menguar la preocupación de sus afiliados, el escenario actual es cada vez más difícil.

Agregaron que la pandemia prácticamente paralizó su actividad laboral, la cual ya venía signada por la inestabilidad laboral y altos índices de desempleo. En este sentido, agregaron: «La comunidad actoral argentina ha venido sufriendo una alarmante falta de trabajo, tanto en el ámbito audiovisual como en el teatral y en otras ramas de la actividad, debido a la ausencia de políticas encargadas de proteger y fomentar a la cultura en todas sus formas».

Sobre los protocolos que autorizan la reapertura de los teatros, desde el sindicato no están del todo conformes y respondieron que: «El retorno al trabajo no será instantáneo ni masivo, y el hecho de que ya se encuentre habilitada la actividad no implica que todos los trabajadores y trabajadoras de la cultura puedan reinsertarse en lo inmediato, resultando más dificultoso aún en el ámbito independiente».

En cuanto a los recientes dichos contra el gremio propinados por parte de figuras de la talla de Luis Brandoni o Flavio Mendoza, el comunicado no respondió nada. Pero, por otra parte, sí se enfocaron en la necesidad de acompañamiento y apoyo tanto de sus colegas como del mismo Estado: «actor clave para el desarrollo de la cultura y de las industrias que de ella dependen».