Las denuncias por descuentos indebidos por parte del Banco Macro a los empleados estatales estallaron en los últimos días y la Provincia se abocó al análisis de la situación junto a la Defensoría del Pueblo.
La Ministra de Gobierno y Justicia, Carolina Vargas Aignasse y Fernado Juri Debo, el ombudsman de la provincia, se reunieron con los directivos de la entidad que actúa como agente oficial de la Provincia y tiene a su cargo el pago de los sueldos de los agentes de la administración pública.


Los docentes y diversos estatales advirtieron la semana pasada, con el pago de los salarios de octubre, un descuento no autorizado por 650 pesos de una firma registrada como ASTROS SAS, la que habría efectuado el cobro a nombre de una mutual inexistente (Orgullo Regional Tucumán).

La prensa pudo hablar con Sebastián Fares, gerente de la firma en cuestión quien declaró. “Nuestra empresa funciona con un sistema de débito directo, no es el sistema automático convencional. Es decir, vamos a debitar siempre y cuando haya fondo en la cuenta para cobrar la cuota. Este sistema no es 100% seguro para hacer el barrido completo del archivo que a nosotros nos indican por medio de un convenio, en este caso, la mutual”

“Estuve escuchando que hubo 17 mil personas afectadas y 11 millones de pesos debitados. Eso es una incitación a la violencia y a la mala predisposición de esta pobre gente que ha sido damnificada por este descuento”

“Nosotros somos los primeros perjudicados. Nos contrató la mutual Orgullo Regional Tucumán por el servicio de débito para sus afiliados. Hay gente que se queja y que no es afiliada a esa mutual, pero nosotros no lo podíamos saber. Eso ya no es problema de nuestra empresa”

“La base de datos viene exclusivamente de la mutual, no del Banco Macro”

Además, Fares aseguró que es la mutual la encargada a los afiliados de los descuentos. ASTROS SAS no tiene que ver con esa situación. Los afiliados debieron recibir con cinco días de anticipación el aviso por el débito en sus cuentas. Fuente/Losprimeros