La gala de «ultima chance» de este jueves en Masterchef Celebrity fue 100 por ciento vegetariana. Con el aporte del chef invitado, Mauro Massimino, los participantes tuvieron que lucirse con técnica y creatividad para continuar en el certamen. Además, la noche contó con la reincorporación de Xipolitakis. La griega había estado ausente tras contraer coronavirus y fue reemplazada por Christian Sancho. ¿Con qué sorprendió esta vez?

El programa inició con un mini desafío. El mismo consistía en realizar de la mejor manera posible los diferentes cortes de vegetales que les enseñó Massimino, el chef invitado. Quien hiciera todos los cortes bien y en el menor tiempo posible, ganaría el mini desafío. El primero en perder fue Fede Bal, quien se apresuró demasiado y falló en su técnica. Mientras que la ganadora de la pequeña instancia fue Belu Lucius.

Luego de eso, la consigna de la noche consistió en realizar un plato vegetariano. Podían preparar lo que quisieran, pero el plato tenía que contar sí o sí con al menos cinco vegetales diferentes. Con un gran despliegue de alimentos en el estudio, los participantes pusieron a prueba su creatividad. El certamen está muy avanzado y el jurado cada vez pide más excelencia por parte de las celebridades.

Sin dudas lo mejor de la noche en el reality fue el regreso de Vicky Xipolitakis, quien se encontraba aislada tras haberse contagiado de coronavirus. La griega volvió con todo. Ante la pregunta de Santiago del Moro sobre cómo había vivido la enfermedad, la vedette respondió: «Es un virus que tiene mucha fuerza. Me siento una luchadora de la vida. Todo con garra se puede» con mucho optimismo.

Cuando llegó el momento de enfrentarse al jurado, las devoluciones fueron tajantes. Algunos platos sobresalieron mientras que otros no conformaron a los tres prestigiosos chefs. Pero la sorpresa de la gala fue cuando pasó la griega al frente y lució una remera que tenía impresa la cara de Germán Martitegui adentro de un corazón. La simpática figura mediática siempre da de qué hablar, y por supuesto esta no fue la excepción.