La titular del Instituto Nacional contra la Discriminación, la Xenofobia y el Racismo (INADI), Victoria Donda, fue denunciada por su exempleada doméstica por no pagarle los aportes jubilatorios y por no abonarle sus honorarios durante la cuarentena.

El abogado Osvaldo Barsanti, representante de Arminda, la trabajadora de 62 años que se desempeñaba en el hogar de la funcionaria, dio detalles del caso, en Radio Rivadavia. “Arminda es una señora de origen boliviano de 62 años que durante muchos años, alrededor de 14, se desempeñó como empleada doméstica de Victoria Donda. Y los últimos 3 o 4 años, no tengo acá las fechas exactas, estuvo parcialmente registrada: registrada por un salario menos al que correspondía”, explicó el letrado.

“Por la edad que tiene Arminda, empezó a analizar la posibilidad de jubilarse. De modo informal inició una charla con Victoria por dos motivos: primero por las deficiencias registrales. Y segundo porque durante la cuarentena Victoria no se hizo cargo de los salarios cuando ellos no podían prestar servicio”, añadió.