Un grupo de vecinos de la ciudad de Neuquén, cansados de sufrir robos, atraparon a un ladrón e hicieron justicia por mano propia cortándole los dedos.

El violento episodio ocurrió durante la madrugada del último lunes en la Toma Esfuerzo de la capital provincial, cuando sonó la alarma de un auto, lo que provocó que personas que viven en las inmediaciones salieran a la calle y vieran como el sujeto intentaba llevarse el vehículo.

Lo que había comenzado a ser una golpiza, se transformó en algo peor cuando una persona que estaba viendo el hecho, dijo que ese mismo sujeto le había quitado sus pertenencias la semana pasada.

Según se supo, el joven tiene 21 años y es conocido en la zona por siempre “llevarse” algo de lo ajeno e inclusive varias personas que lo ajusticiaron, fueron víctimas suyas.

Por lo que trascendió, los vecinos hicieron un “pacto de silencio” y lo dejaron tirado cerca de las 5.30 en la calle, hasta que alguien se apiadó y lo llevó hasta un nosocomio cercano.