River no encontró espacios, no tuvo la pelota, no generó el juego de siempre y Palmeiras no perdonó. El conjunto brasileño le ganó 3 a 0 de visitante. Los de Gallardo jugaron a nada y arriesgaron su continuidad en la Copa Libertadores.

Una vez más como lo viene haciendo desde que se retomó el fútbol, el equipo de Marcelo Gallardo oficia de local en cancha de Independiente donde debe sacar un resultado provechoso frente a su rival. El partido al principio era manejado por River, pero tras un descuido, la visita se puso 1 a 0 y el local se vino a pique

Apenas habían transcurridos 2 minutos de la segunda parte, cuando Luiz Adriano sorprendió a Franco Armani y a toda la defensa millonaria, y extendió la ventaja por 2 a 0. Ese tanto desestabilizó mucho más a los dirigidos por Gallardo.

A los 13 minutos del segundo tiempo, River sufrió la expulsión del joven Carrrascal, que tras una fuerte falta, vio la roja y complicó aún más a su equipo. En las redes sociales le recriminaron esta actitud.

Minutos después y para terminar de sellar la mala noche de River, llegó el tercer gol de Palmeiras. Viña sorprendió a Armani con un tremendo golazo, que poco y nada pudo hacer el arquero argentino. Sufrió durante toda la noche muchos pelotazos que de no ser por el arquero de la selección, la ventaja de Palmeiras sería aún mayor.

Fuente Voces criticas