Para los amantes de los desafíos, este es ideal ya que tiene un nivel de dificultad muy alto. La consigna del reto es encontrar a una pareja de mascotas compuesta por un gato y un perro cuya forma es distinta a las demás.

Solo hay que prestar mucha atención y mirar con detenimiento cada uno de los cuarenta pares. El beneficio es que no hay un límite de tiempo.

Una de las pistas es que la pareja diferente está compuesta por un perro y un gato que chocan sus patas, tal como las demás, pero cuyo can tiene otra forma. Al tratarse de siluetas negras en un fondo blanco, es muy confuso de encontrar la solución.

A pesar de que se puede tardar todo lo que sea necesario para resolver el reto, se puede competir con otras personas para ver quién lo resuelve primero. Pero también se puede considerar este desafío como un ejercicio para mejorar la agudeza visual, la capacidad de atención y la rapidez mental.

Si no encontraste al gato y al perro diferente, esta es la solución al reto

La figura del gato es igual al resto, pero el perro es distinto ya que tiene las orejas caídas
La figura del gato es igual al resto, pero el perro es distinto ya que tiene las orejas caídas.

La penúltima pareja de mascotas era la que había que hallar. Estaba en un lugar muy fácil, pero como la mente tiende a percibir varios objetos similares como si tuvieran la misma forma, costaba encontrarla.

Para mejorar las capacidades cognitivas, realizar este tipo de actividades es una buena opción. Lo mejor es empezar con retos más sencillos, y luego avanzar en el nivel de dificultad.