Por medio de un documento exigieron la libertad del exvicepresidente Amado Boudou y denunciaron “persecución política contra militantes y dirigentes”.

Durante el domingo el kirchnerismo solicitó la liberación del exvicepresidente Amado Boudou, quien ha sido condenado a cinco años y diez meses de prisión por corrupción. Mediante una solicitada, denunciaron una “persecución política contra militantes y dirigentes” y llamó a la libertad de los “presos y presas políticos”.

Jorge Ferraresi, Cristina Caamaño, Luana Volnovich, Carlos Heller, Leopoldo Moreau, Paula Penacca, Eduardo Valdés y Leandro Santoro, han sido algunos de los funcionarios que se sumaron a la iniciativa que rápidamente generó repercusión.

De acuerdo a lo detallado el exministro de Economía es “objeto de un sistemático ataque de los medios de comunicación concentrados hasta convertirlo en un equivalente absoluto de la corrupción estatal, condenado a prisión en un juicio cuyas anormalidades tuvieron estado público por boca de sus mismos gestores”.

“Libertad a Amado Boudou”, fue el título del documento que afirmó que “la persecución política contra militantes y dirigentes de la experiencia kirchnerista persiste en la Argentina a pesar del triunfo popular en las últimas elecciones”.

Además, advirtieron: “Estamos en presencia de una guerra que se despliega a través de medidas judiciales, fabricación de noticias que manipulan la opinión pública y el intento de crear un clima de odio e intolerancia en la población”.

Asimismo, alertaron que se trata de “una guerra que, según se va esclareciendo, floreció durante el gobierno de Mauricio Macri bajo la supervisión de varios de sus funcionarios principales, incluido el propio presidente”.

“Medios de comunicación monopólicos y segmentos corrompidos del poder judicial han generado una estrategia común que envenena la atmósfera política”, manifestaron.