Inesperado y realmente fuerte. Así fue lo que se vivió este lunes en el programa que conduce Alejandro Fantino a través de la pantalla de América TV. Desde hace algunas semanas, el ciclo de actualidad se encuentra en manos de Karina Mazzocco, quien se luce día tras día con su presencia. Lo cierto es que esta vez fue el panelista Luis Ventura el encargado de lanzar una bomba más, delante de todos y en torno a la figura de Diego Maradona.

«Luis, apareció una nueva hija de Diego Armando Maradona», comenzó asegurando la conductora, dándole el pie perfecto para que contara todo lo que sabe al respecto. Lejos de quedarse callado o de guardarse algo, el expanelista de Intrusos no se guardó nada y manifestó que la joven se contactó con él, uno de los periodistas que más sabe sobre el mundo del astro que falleció el 25 de noviembre pasado.

«Sí, Eugenia Laprovíttola, que es una chica de 25 años, a la que hace un par de meses su madre biológica, porque ella fue criada en un hogar adoptivo, se acercó y le dijo que su papá era Maradona. Fue una afirmación. La madre era moza, evidentemente a él le gustaba alguien y se enganchaba. Nació una relación, ella quedó embarazada y esta chica se puso en comunicación conmigo a través de una red social», afirmó.

«Ella era admiradora ferviente de él, se sacó fotos. Nació en el mismo hospital de Lanús, eso le da cierta cercanía. Se acercó siguiendo la campaña de Gimnasia, juega de número 10 y además es zurda. Quiere saber su identidad, le va a corresponder la herencia si se comprueba. Hay tres personas que están esperando el ADN, pero yo creo que hay más», señaló Luis Ventura.

«Claudia supo siempre cómo era la historia, desde el principio. Ella se enojó cuando yo lo conté, pero el tema era así. Vamos a ver el grado de desarrollo y la condición que tenga para iniciar todo el papelerío. No le va a ser fácil todo lo que tiene que ver con las muestras genéticas. Santiago Lara pide exhumación. Ojo que los herederos se pueden quedar sin un centavo por el tema del fisco italiano», sentenció.

Diego Maradona

Fuente El Intransigente