Ivana Nadal saltó a la fama gracias a su aparición en la pantalla de TyC Sports como Sol Pérez y Kate Rodríguez. Alejada de los medios de comunicación, la morocha está de vacaciones en Buzios, el segundo destino en lo que será un viaje por todo el mundo. En medio de su estadía, la modelo volvió locos a sus seguidores con una foto para el infarto.

Necesitaba descansar la novia de Bruno Siri. Es que el año pasado la tuvo a puro golpe. Primero, por su conflictivo anuncio de su nueva pareja que, justamente, era el ex de su amiga Nati Jota. Y, segundo, por su nuevo estilo de vida, basado en la meditación y el positivismo. Muchos sostienen que sus pensamientos son muy peligrosos.

Esto lo dicen cuando ella se refiere a temas como las enfermedades. Recomienda aplicar métodos desde el amor y las buenas vibras para curar. Esta “medicina” es mirada de reojo por los especialistas, quienes ya tuvieron que salir a desmentir a la mujer. Uno de los temas que tocó la morocha fue el coronavirus.

En ese entonces, Nadal habló sobre el miedo. Si uno temía de la enfermedad, “se le bajan las defensas”. Así, aseguraba que uno se contagiará. Nada cierto, según la ciencia. Así las cosas, no paró de recibir palazos, pero nada pareció importarle y continuó con su vida como si nada. Ahora, por caso, subió una foto en la que luce toda su belleza.

Es una tendencia de los últimos días: playa, sol y cuerpazo. En esta oportunidad, la modelo posó con una bikini roja y volvió a encender las redes. Así, superó los 40 mil me gusta y tuvo, sorpresivamente, tan solo cinco comentarios. ¿Por qué? Porque restringió los mensajes, tal cual lo hizo hace una semana. ¿Habrá pasado algo?

Fuente El Intransigente