En el Parque San Martín, sobre la avenida Peral Ramos, Mar del Plata, una pareja de jóvenes veraneantes tuvo sexo durante el día. La pareja había elegido una parte detrás de una pared rocosa para tener relaciones.

Quien logró visualizarlos fue un vecino, quien llamó a la Policía para notificar lo que estaba sucediendo. Al poco tiempo, dos oficiales se acercaron para interrumpirlos.

Si bien el parque se encuentra frente al mar, allí no hay ningún balneario. Sin embargo, se puede ver el tráfico de gente y vehículos que van hacia las playas más cercanas.

A pesar de estos jóvenes fueron demorados en el lugar, no se los detuvo ni tampoco se les hizo una denuncia, por lo que agarraron sus pertenencias y se fueron. Ambos eran mayores de edad.