En el juego de las comparaciones entre presidentes de la reciente historia Argentina, Guillermo Moreno considera que Alberto Fernández perdió la partida. Duro con la actual administración del Frente de Todos, el exsecretario de Comercio Interior cree que es “improvisada”, asegura que es “peor” que la de su predecesor, Mauricio Macri, y augura que el Gobierno perderá las elecciones de octubre, no contra el macrismo, sino contra el propio peronismo.

En un reportaje con Infobae vía Zoom, Moreno se muestra locuaz y hasta jocoso al apuntar todos sus cuestionamientos políticos hacia la figura de Alberto Fernández. En ese sentido, el polémico exfuncionario, distanciado del kirchnerismo y al frente de un espacio llamado “Principios y valores”, cuestiona con acidez al jefe de Estado pero evita opinar sobre la vicepresidenta Cristina Kirchner y los ministros del Gabinete Nacional.

“El que no funciona es el Presidente”, resume, en alusión a la famosa carta crítica de los funcionarios nacionales que CFK publicó el año pasado.

Dijo que Alberto es peor que Macri, ¿cree que Larreta y Macri son lo mismo, como planteó Cristina?

-Son del mismo espacio político, pero Larreta es un gerente que recibe órdenes. No es el director de la compañía, ni lo va a ser nunca.

Tiene planes presidenciales.

-La democracia permite esto. Pero no es un tipo de pensamiento, sino de ejecución.

¿Podría ser competitivo en 2023?

-Una sucesión entre Macri, Alberto y Larreta sería más que una calamidad.

¿Confía en la vacuna rusa, se la aplicaría?

-Sí. La única que no me daría es la inglesa. Mientras tengan usurpado nuestro territorio, la discusión con los ingleses es global. En cambio, va Alberto Fernández a hablar a Gran Bretaña de la vacuna con los ingleses, porque le gusta decir Oxford.

El Gobierno acaba de ceder ante el reclamo de entidades gremiales por las exportaciones de maíz y el paro continuó. ¿Hizo bien al aplicar las restricciones, y luego ceder?

-A Alberto le gusta improvisar. Dice que le falta maíz, cierra; después dice que sobra maíz, abre. Es todo parte de una improvisación.

¿Cómo evalúa la gestión de Axel Kicillof?

-Los grados de libertad del gobernador fueron muy pocos durante el gobierno de Alberto Fernández.

¿Habla con Amado Boudou?

-Hablé cuando estaba preso.

¿Hay presos políticos en la Argentina?

-Había presos políticos con Macri, hay presos políticos ahora. No cambió nada.

¿A qué se debe?

-Son decisiones que tiene que tomar el Poder Ejecutivo o el Legislativo. No es un problema de la Justicia. La Justicia opera de acuerdo a sus marcos. Ahora tiene que resolver Alberto Fernández o el Congreso y habrá que construir las mayorías o minorías.

¿Existe el lawfare que denuncia Cristina Kirchner?

-Yo creo que vivimos en un estado de derecho, y en el macrismo también era así. No estuve de acuerdo cuando se dijo que había una dictadura. Yo viví una dictadura. Hay jueces probos, y jueces que no. Yo fui condenado en un juicio donde cinco fiscales decían que no había delito. Pero no por eso voy a decir que no hay estado de derecho. Me parece que esto tiene que tener resolución en el marco de la política. Utilizar una justicia como pretenden utilizarla algunos muchachos de la política, por ejemplo, Macri, que le gusta escuchar, a su familia, iba a mis actos y me escuchaba… mandaba espías a los actos de Moreno. Yo hice un acto el fin de semana en San Nicolás y entraban y sacaban fotos. Ahora, vivimos en un estado de derecho y eso es lo relevante. Después, habrá que mejorar.

Fuente: Infobae