Uons 500 metros al sur del ingenio Marapa, ya en las afueras de la ciudad de Juan Bautista Alberdi, dos fincas cañeras se mezclan con el paisaje urbano, separadas por el terraplén de lo que fue la vía del tren que llegaba hasta el canchón de la fábrica azucarera.

Justamente en ese sector comenzó el sábado un operativo de usurpación de terrenos, protagonizado por un grupo de sujetos que, según los propietarios del predio, actuaron en forma muy violenta hasta lograr instalar algunas viviendas precarias.

La ocupación ilegal comenzó sobre el viejo terraplén, casi como una continuación del asentamiento que ya existe hace años en ese sector, conocido popularmente como “barrio El Chicle”.

Según los denunciantes, los usurpadores habrían usado a niños como escudo para evitar ser reprimidos mientras dividían el terreno en parcelas que luego ocuparon con chozas, formadas con palos, cartones y plásticos.

Quienes reclaman el inmediato desalojo de los ocupantes ilegales, aseguran contar con escrituras, planos de mensuras, hijuelas y toda la documentación complementaria que los acredita como propietarios de la tierra.

Con esos papeles fue que acudieron el lunes a la Comisaría de Alberdi para radicar la denuncia, quedando a la espera del accionar de la Justicia, que como se sabe está en feria hasta el primer día hábil de febrero, lo que puede demorar la decisión.

Según acota el sitio Bajo La Lupa, que recoge la denuncia pública de los afectados, “No se descarta que hayan dirigente políticos usando a la gente y promocionando estas prácticas delictivas”, ya que serían las mismas personas que ya protagonizaron otros intentos de usurpación en la zona de Escaba.

Fuente Los Primeros