El programa que lanzó el Gobierno nacional incluye la construcción de 264.000 viviendas en el tiempo de tres años en todo el país, se denomina “Casa Propia”.

Tucumán fue incluida en el plan y recibirá 3.600 casas. La interventora del Instituto Provincial de Vivienda y Desarrollo Urbano, Stella Maris Córdoba, se refirió a la iniciativa nacional y a los requisitos que deben reunir los que quieran acceder a una de esas futuras viviendas.

Explicó que se trata de la adhesión de la provincia al programa Casa Propia Construir Futuro, que viene a reemplazar al Plan Nacional de Viviendas. “El Presidente (Alberto Fernández) y el ministro (de Desarrollo Territorial y Hábitat de la Nación, JorgeFerraresi proyectaron un ambicioso programa que tiene como objetivo construir a lo largo de estos próximos tres años 200.000 viviendas.

En ese marco, Tucumán ha sido una de las provincias beneficiadas con el mayor cupo de viviendas dentro del NOA. Hemos firmado un convenio por 3.600”, indicó.

Condiciones para acceder a una de las 3.600 viviendas del IPV

Córdoba precisó los requisitos que deben reunir los interesados en entrar en el programa: se basan en la composición del grupo familiar, el nivel de ingresos del hogar (priorizando a los que menos ganan), la no tenencia de propiedades, el no haber sido beneficiario de otro plan de solución habitacional y buena conducta. Por otra parte, afirmó que desde IPV se está trabajando para agregar otros requisitos, que serían: no pertenecer al registro de deudores alimentarios y no tener afectación de firma.

La inscripción se realizará a través de la página de IPV (ipvtuc.gov.ar), y una vez inscriptos, los interesados simplemente deben estar atentos a los resultados de los sorteos, y a la información que se publica tanto en dicha página como en sus redes sociales.

La particularidad que tiene este programa, es que el valor del metro cuadrado de terreno que será brindado a los beneficiarios del plan, está preestablecido en $ 59.120, por lo que la vivienda estaría teniendo un valor inicial de $ 3,8 millones aproximadamente, lo que asegura el valor de lo que los beneficiarios del plan estén pagando y evitaría pérdidas a futuro. La interventora de IPV aseguró que “implica una expectativa enorme para la gente que viene esperando una vivienda desde hace tanto tiempo”.

Además, aludió a las previsiones sobre la implementación del plan. “Ya hemos conformado un equipo junto con el ministro de Interior, Miguel Acevedo, y con aquellos organismos que son los que otorgan las factibilidades. O sea, ellos tienen un primer listado de los terrenos del Estado que están disponibles, que pueden ser del Estado provincial, nacional o municipal”, dijo. Indicó que en la próxima semana se avanzará con otro listado de terrenos que quizás pertenezcan al Estado provincial.

“Hay terrenos que han sido recientemente expropiados; por ejemplo, en la comuna de Arcadia o en la comuna de Río Seco. La idea es hacer un programa que llegue a todos los departamentos de la provincia; porque hay necesidades en todo el ámbito de la provincia. Sabemos que la mayor demanda se concentra en el Gran San Miguel de Tucumán. Entonces están previstos trabajos en el Gran San Miguel, pero también en el interior. Lo que se está tratando de hacer a los fines de cumplir los objetivos es que las viviendas que se construyan estén cerca de los nexos de infraestructura existentes, porque de esa manera va a ser más fácil y más rápida la construcción”, finalizó.

Lo que deben contemplar los interesados para acceder a las 3.600 viviendas del IPV

– No tenencia de propiedades.

– No ser beneficiario de un plan de solución habitacional.

– Certificado de buena conducta.

– No pertenecer al registro de deudores alimentarios.

– No tener afectada la firma.

– Se analizará el nivel de ingresos de grupo familiar y se priorizará a los que menos ganen.