Hay personas que hacen de la pasión una manera de vida y sus parejas más que contentos de que así sea.

A continuación te contamos cuáles son los tres signos del zodíaco que viven pegados a la fogosidad.

Escorpio

Sin lugar a dudas, Escorpio es el signo más apasionado de todo el zodíaco. Cargados de erotismo y maestros de la seducción, los escorpianos viven su intenso deseo sexual casi como una obsesión.

Caracterizados por su fuerte temperamento, les antecede una fama de grandes amantes en la cama, siempre abiertos a probar nuevas experiencias. Para los nacidos bajo este signo, las relaciones se basan en el dar y recibir. Esperan que toda la fogosa atención que le dan al resto les sea retribuida, y le dan la bienvenida a la creatividad y el atrevimiento en la intimidad. Es justamente este atrevimiento el que los estimula e incita a hacer muchas cosas en público. Después de todo, son amantes de la adrenalina.

Tauro

La devoción de Tauro pasa por el lado sentimental. Los de este signo suelen entregarse por completo a su otra mitad, y en la cama prefieren pasar largos ratos conociendo a la otra persona.

Atentos, son el signo zodiacal que disfruta cada paso nuevo, detalle y situación que les toque vivir. Los taurinos también transmiten fuertes vibras de pasión, sensualidad y por sobre todo erotismo. Libres de prejuicios, están dispuestos a disfrutar cada segundo del acto… y cuanto más preámbulo, mejor.

Aries

Los de Aries son conocidos por su gran destreza y resistencia física. A la hora del amor, son impetuosos y decididos. Este ímpetu que los empuja a querer más, los incita a perseverar y no descansar hasta terminar la relación romántica, por lo que no es recomendable jugar con ellos ni tentarlos.

Su efervescencia los lleva a explotar sin dedicarle ni un atisbo de atención a los detalles. Llevan una vida muy enérgica, por lo que la lentitud de parte del otro puede desmotivarlos. Tanto en la vida cotidiana como en la cama, son fanáticos de la libertad y opositores de las restricciones. Les encanta jugar el papel dominante, tomar la iniciativa y guiar a su pareja hasta la plenitud sexual. Es el signo zodiacal perfecto para dejarte llevar, ya que serán los guías de la noche.

Fuente Tiempo de San Juan