Una cámara de seguridad registró cada movimiento de un rompevidrio que robó en un vehículo que se encontraba estacionado sobre calle Santo Domingo al 1.700, en el barrio Viajantes, de Yerba Buena.

Apenas 27 segundos necesitó el motochorro para controlar que no haya policías o algun testigo en la zona, romper la ventanilla de una camioneta y llevarse consigo un bolso con una notebook dentro.

Fuente La Gaceta