El Ministerio de Desarrollo Productivo de Tucumán trabaja en la reforestación del área protegida del dique La Angostura. Se desarrolló la implantación de tres bosquetes de algarrobos, cuyos plantines fueron protegidos y delimitados por un cerco especial para que no sean afectados por el pastoreo y la acción humana.

De la iniciativa participa personal de la Secretaría de Desarrollo Productivo pertenecientes a la Dirección de Flora, Fauna Silvestre y Suelos de la provincia. Como marco general, técnicos de la Subdirección de Bosques, continúan con el análisis de esos ecosistemas para su evaluación científica y coordinan la implementación de obras con el fin de proteger los hábitats de alta montaña a través de subsidios otorgados mediante la Ley Nacional de Bosques.

El ministro de Desarrollo Productivo, Luis Fernández, comentó: “Con estas parcelas estamos tratando de reincorporar la flora autóctona mediante la implantación de retoños de algarrobo para recuperar la forestación típica de esta zona de Tucumán”.

El secretario de Desarrollo Productivo, Juan Blasco, expresó: “el proyecto denominado 2031 lo iniciamos hace un par de meses junto a la comunidad originaria local para la reforestación del perilago con especies de árboles nativos. Es una iniciativa a 10 años. Esperamos que en ese tiempo tengamos nuevos bosques”.

La directora de Flora, Fauna Silvestre y Suelos, Liliana Fortini, dijo: “Estas zonas fueron protegidas específicamente para cuidar las áreas de nidificación de las aves migratorias. Originariamente el lugar donde se encuentra hoy el dique estaba cubierto por humedales que eran utilizados por los alados para su reproducción”.

 

Como es la reforestación en el Dique La Angostura

La funcionaria declaró que para reforestar el lugar se trabaja con plantines producidos por el Vivero Provincial La Florida que fueron elaborados con semillas de la zona: “cada bosquete tiene un alambre perimetral para la protección de las plantas de los animales de pastoreo, típicas de la zona. Dada la importancia que tiene el plan de trabajo integral se potencia la conservación del lugar”.

Cantidad de bosquetes

  • Se desarrollaron tres bosquetes en áreas de acceso público.
  • Serán implantados otros 10 bosques en otras áreas de la costa.
  • Hay áreas que son de acceso público como espacios de acceso restringido especialmente monitoreadas porque allí es donde las aves hacen su reproducción.

El delegado comunal de El Mollar, Jorge Cruz, expresó: “desde la Comuna estamos a disposición del Ministerio para coordinar la implementación de la forestación del perilago con el desarrollo de pequeños bosques. Queremos que esto llegue a un fin loable. Los plantines tienen que ser cuidados entre todos para que en el futuro tengamos nuevas áreas boscosas y se logre el objetivo”.

Julieta Loi y Álvaro Chico Costa, técnicos del equipo de Bosques Nativos señalaron que la tarea primordial es proteger la biodiversidad en las áreas protegidas. Ademas expresaron que es necesario el resguardo de los seres vivos, flora y fauna. También el cuidado de los recursos genéticos según lo establecido en el Acuerdo Internacional de Nagoya.

“Estamos adecuado la legislación provincial para su aplicación en Tucumán. Desde la repartición se trabaja para proteger los recursos genéticos con fines de investigación. A través de este acuerdo, se envían regalías a distintas áreas del mundo para proteger los hábitats”, comentó Loi.

En el marco de la aplicación de la Ley de Bosques se destinaron fondos para aplicar un plan de obras con el fin de conservar estas áreas. “Se construyó el mirador del Río Los Sosa. Un mirador para avistaje de aves en La Angostura y un refugio de alta montaña en las Sierras del Aconquija que fue recuperado con el apoyo de la Asociación Argentina de Montaña. Cartelería y señalética con el fin de que las áreas se puedan conocer”, concluyó Chico Costas.

 

 

 

Fuente Los Primeros