Son muchas las personas aficionadas a leer el horóscopo, no solo porque tratan de predecir cómo va a ser el día o la semana o si cierto signo va a tener más suerte en el amor o el trabajo, sino también porque, en relación al posicionamiento de los astros durante el día del nacimiento, el horóscopo define la personalidad y las características comunes de cada signo. 

Fuerte carácter, cariñoso, empático, en busca de nuevas experiencias… muchas características diferentes son las que definen a las personas de cada signo del zodiaco y, sin duda, uno de los rasgos que aparece en los horóscopos frecuentemente es, precisamente, la inteligencia. 

Muchos de los horóscopos señalan concretamente a tres signos del zodiaco que destacan por su inteligencia. Son Escorpio, Acuario y Virgo. 

Los signos más inteligentes del zodiaco

Evidentemente, la inteligencia es un rasgo que hay que trabajar, desarrollar y madurar, por lo que de nada sirve que los astros te señalen como el signo más inteligente si no se ejercita y pone en marcha el cerebro. Sin embargo, según los mencionados astros, los signos Escorpio, Acuario y Virgo, parten con ventaja. 

En primer lugar, Escorpio (23 de octubre – 21 de noviembre) es un signo de agua, lo que le de dota de una personalidad tranquila y, sobre todo, reflexiva. Esto está ligado a su gran inteligencia, ya que son unas cualidades perfectas para pensar, evaluar las diferentes situaciones y razonar sus respuestas. 

Por otro lado, Acuario (20 de enero – 18 de febrero) es uno de los signos de aire. Ama la libertad y tienen la mente muy abierta, dos características que llevan a este signo a preguntarse el porqué de las cosas, a ser curiosos con todo lo que les rodea y, por tanto, a trabajar de una forma constante su aprendizaje y su inteligencia.

Por último está Virgo (23 de agosto – 22 de septiembre), signo de tierra, el representado por una mujer. Este, directamente se define con tres palabras: Intuitivo, observador e inteligente. Busca aprender, es curioso, siempre está dispuesto a probar cosas nuevas y la palabra, en forma de argumentos razonados, se convierten en su mejor arma ante las diferentes situaciones que se les presentan en el día a día. 

Fuente Tiempo de San Juan