La Organización Mundial de la Salud (OMS) acaba de difundir las primeras cifras de las dosis de las vacunas de AstraZeneca/Oxford y Pfizer contra el coronavirus que se están asignando a los países participantes del sistema internacional COVAX, como lo es la Argentina.

En esta primera distribución, Argentina tiene asignadas 2.275.200 de dosis del producto de AstraZeneca y la Universidad de Oxford para el primer semestre del año, con la condición de que se complete el proceso de inclusión de la vacuna en el listado de uso de emergencia de la OMS, lo que estiman las autoridades que ocurrirá en los próximos días.

El programa internacional COVAX de la OMS publicó las cifras de las dosis de vacunas contra el COVID-19 que serán enviadas a 92 países de ingresos bajos y medios a partir de junio, dijeron desde la propia OMS y la alianza GAVI.

En total, 192 países se han sumado a COVAX, una iniciativa lanzada en abril pasado con el objetivo de proveer un acceso equitativo a la inmunización contra el coronavirus. La alianza GAVI, la OMS, la Coalición de Preparación e Innovación ante Epidemias y la UNICEF publicarán su “previsión preliminar de distribución”, comunicó GAVI.

El listado dado a conocer detalla la distribución para los dos primeros trimestres del año, asignando 240 millones de dosis de la vacuna de AstraZeneca/Oxford producidas en el Serum Institute of India (SII) y otros 96 millones de dosis del mismo laboratorio incluidas en un acuerdo firmado con la Alianza Gavi para las Vacunas.

El presidente ejecutivo de GAVI, Seth Berkley, dijo la semana pasada que COVAX apunta a entregar 2.300 millones de dosis hacia fines de este año, incluyendo 1.800 millones de dosis a países de menores ingresos sin costo para sus gobiernos.

UNICEF, el fondo único que ha comprado más vacunas en el mundo, espera una “crisis” en la demanda en la primera mitad del año y que los suministros empiecen a distribuirse con mayor normalidad en el segundo semestre, dijo su directora ejecutiva, Henrietta Fore, el viernes.

La crisis de las vacunas es patente en algunas áreas del mundo y ha empeorado después de que la Unión Europea anunció una prohibición a la exportación de vacunas luego de que AstraZeneca redujo los suministros disponibles para el bloque hasta marzo debido a demoras en la producción.

Un sistema único de distribución de vacunas

El Fondo de Acceso Global para Vacunas COVID-19 (COVAX es su sigla en inglés) es una iniciativa público-privada para promover el acceso a las vacunas contra el coronavirus de manera equitativa en el mundo. Hasta el momento, COVAX es el único proyecto global de este tipo. Su objetivo es asegurar que la vacuna llegue al mayor número de personas posible a nivel mundial de manera rápida y justa, facilitando dosis a los países que no podrían pagar su precio de mercado. Todos los países participantes tendrán acceso a las vacunas de manera proporcional a su población, independientemente de su nivel socioeconómico.

Los financiadores internacionales se unieron a principios de junio del año pasado y juntaron fondos para una empresa ambiciosa: comprar suficientes vacunas COVID-19 para inmunizar al 20% de las personas más vulnerables en todo el mundo, contar con una variedad de dosis diversificadas, entregarlas tan pronto como estén disponibles, reconstruir las economías y amenizar la fase aguda de la pandemia. Los países de ingresos altos y medianos contribuyen al fondo y reciben una parte de las vacunas adquiridas, y los países más pobres las reciben de forma gratuita.

Las mismas comenzarán a ser distribuidas en el primer semestre de este año a los países participantes, entre ellos varios de América Latina. Entre los nuevos acuerdos que se suman a la iniciativa, que busca asegurar el acceso equitativo a las inmunizaciones, está uno con AstraZeneca/Oxford para obtener 170 millones de dosis y otro con Johnson & Johnson para 500 millones de dosis. UNICEF anunció que ya está listo para transportar hasta 850 toneladas de vacunas COVID-19 por mes durante todo el 2021.

Los países de ingresos altos han estado comprando grandes cantidades de las dosis de vacunas actuales y futuras directamente de los proveedores. Los países de ingresos medios también están negociando sus propios suministros. Esto ha dejado relativamente pocas vacunas para COVAX, que necesita administrar 2 mil millones de dosis a fines de este año para alcanzar su objetivo.

La mayoría de los 10 productores de vacunas con los que han logrado acuerdos, han garantizado acceso a una porción de la primera tanda de vacunas y mayor volumen a mayor producción. “Nuestro objetivo es comenzar a distribuir en el primer trimestre de 2021, pero va a depender de tres cosas. Disponibilidad de vacunas, la aprobación de autoridades regulatorias y, por último, que los países estén listos”, concluyó Berkley de Gavi.

(Fuente: Infobae)

Fuente Tiempo de San Juan