Natalia Toledo todavía está consternada. Su hija de 13 años aun no supera el susto: el sábado un hombre se bajó de una moto, la apuntó con una pistola a centímetros del rostro y le arrebató el celular de sus manos. A metros de la nena asaltada, estaba su hermana de 8 años y junto a ella, su amiguita de 5 años.

Todo quedó captado por la cámara de seguridad. Este video y unas fotos ya están en manos de la justicia.

En estos días, gracias  la información suministrada en la justicia y por los mismos vecinos, Natalia pudo conocer que el hombre que le puso un arma en la cabeza a su hija estuvo detenido dos horas, tres días antes de ese robo: le había quitado el celular a una adolescente, arrastrándola de los cabellos. En la comisaría estuvo sólo dos horas, por una contravención.

Incluso antes del violento hecho plasmado en la cámara de seguridad, había robado a otra mujer.

El ladrón, que ya está identificado por la policía, tiene como antecedente el haber apuñalado a un hombre para sacarle su moto.

Natalia cuenta que una vez le robaron su teléfono. Fue un hecho violento, pero enfatiza que no se puede comparar. Nada asusta más que alguien pueda arrebatarle la vida a tu hija.

FuenteLa Gaceta