Aries

En su mejor versión Aries es valiente, audaz, hiperactivo, luchador y pionero, un líder nato nacido para abrir nuevos caminos y cuyo lema podría ser “siempre hacia adelante”. Estamos ante un torrente de energía que si se canaliza bien puede ser una bendición para él y sus semejantes, el héroe que afronta los mayores peligros, el soldado que arriesga su vida por su país o el valiente policía que se enfrenta a los enemigos de la sociedad. Toma la iniciativa, desprecia el peligro y se adentra por el camino más difícil.

Tauro

En su mejor versión Tauro sabe mejor que nadie como disfrutar de lo mejor de la vida. Es el signo del amor y los placeres de todas clases, desde la sensualidad y el erotismo hasta las mayores delicias en comida y bebida busca saborear todas las gamas del placer y el confort. Pero para poder lograr todo ello dispone de una naturaleza sólida, constante, perseverante, realista, constructiva y acumulativa. Termina lo que empieza y progresará lentamente hasta que logre alcanzar la meta que se ha propuesto.

Géminis

Es el signo más listo o inteligente del Zodiaco, de naturaleza profundamente mental aunque al mismo tiempo se muestra sumamente extravertido y comunicativo, está dotado de una habilidad innata y siempre sabe caer de pie en todas las situaciones. Sobresale en todo lo relacionado con la comunicación y brilla tanto en la expresión verbal como escrita. También posee una magnífica capacidad de adaptación y asimila los cambios con gran facilidad, al tiempo que es poseedor de una gran flexibilidad mental.

Cáncer

El punto fuerte de este signo está en el corazón y la vida íntima. Exalta la sensibilidad y los sentimientos, potencia las emociones, la imaginación y ensoñación, despierta las dotes de intuición e inspiración y en general todos los valores femeninos y maternales que implican nutrir, cuidar y proteger. En su versión más excelsa los altos ideales y la espiritualidad en todas sus formas. Pero también es tenaz y constante, posee un fuerte instinto de conservación y busca el éxito material para protegerse frente a la vida.

Leo

Podemos decir que los nacidos en este signo son reyes sin corona e incluso a veces con ella, líderes natos nacidos para mandar e imponer su voluntad sobre el entorno, valerosos y muy seguros de sí mismos, desde el principio tienen claro quiénes son y lo que quieren en la vida. Están dotados de la máxima vitalidad, fortaleza y energía física, activos y realizadores, son constantes y perseveran hasta alcanzar la meta o terminar lo que han empezado. También tienen una capacidad de amar y generosidad sin límites.

Virgo

La pureza, sabiduría o santidad sería el resultado de las virtudes de este signo llevadas al extremo. Tienen un profundo sentido del deber y la responsabilidad, aman el trabajo y están siempre dispuestos al servicio e incluso al sacrificio o la renuncia. Virgo exalta el lado superior del ser humano, la mente y el espíritu, el estudio y el cultivo de la ciencia. Realista y sensato, prudente y analítico, ideal para los detalles y las cosas concretas. Se hacen a sí mismos y deben el éxito a su propio esfuerzo. Capaz de gran devoción y entrega.

Libra

En su mejor versión este es el signo de la paz, serenidad y armonía, del entendimiento y la concordia, la justicia, el equilibrio y el diálogo. Se adapta como nadie a las circunstancias y a las personas y tiene una gran facilidad para el compromiso. Sabe caer bien a todos y hacerse querer, sacar lo mejor de las personas, ganarse amigos y protectores. Es ideal para las uniones de todas clases, desde las sentimentales a las de trabajo y negocios. Es humano y bondadoso pero a la vez está dotado de una enorme habilidad, astucia.

Escorpio

Este signo exalta las pasiones más profundas e intensas, en su interior anida un verdadero volcán aunque lo ocultan de cara al exterior. Son radicales y cuando logran canalizar bien ese torrente de energía serán capaces de elevarse casi hasta la santidad o convertirse en auténticos ángeles benefactores para sus semejantes. Da lo mejor de sí en las situaciones más difíciles y lo que atemoriza al resto de las personas a ellos les atrae. Puede darlo todo, incluso la vida, por aquellos que ama de verdad en su corazón.

Sagitario

Este signo estimula el desarrollo del lado superior del ser humano, la búsqueda de la sabiduría, la atracción por los estudios superiores y en general el cultivo del lado espiritual o religioso, o en su caso de elevados ideales éticos, sociales o políticos. Por otro lado otorga una personalidad profundamente positiva y optimista, dotada de fe y esperanza, generosidad, bondad, altruismo y pureza interior. También posee una gran capacidad de adaptación a otras culturas, países y personas ya que le apasiona viajar.

Capricornio

Lo mejor de estos nativos reside en su capacidad para enfrentarse con éxito a las condiciones más rigurosas y las mayores pruebas o dificultades, están dotado de la máxima resistencia y paciencia así como una voluntad de hierro que les lleva a superarse y ascender poco a poco hasta llegar a lo más alto, afrontando a cada momento las limitaciones. Poseen un gran realismo, sensatez y también una gran madurez y sabiduría alcanzada a través del dolor y las pruebas. Enorme disciplina, constancia y autodominio.

Acuario

En su mejor versión este signo exalta el lado más intelectual, espiritual y humano, se trata de una de las naturalezas más evolucionadas. Su mente mira hacia el futuro y este es el signo de los profetas, genios, precursores y reformadores, los portadores de nuevas ideas y de nuevos caminos. Anhela construir un mundo mejor o en su caso retornar a la pureza original. Le mueven altos ideales y posee una gran inspiración e intuición natural. Este es el mejor signo de todos para las relaciones de amistad. Sincera solidaridad.

Piscis

En su mejor versión este signo se considera el más evolucionado de todos y exalta las emociones y sentimientos más elevados y espirituales, los más excelsos ideales y utopías, el anhelo de servir y trabajar por un mundo mejor, los sentimientos de sacrificio y renuncia por amor. Estimula y favorece las dotes de intuición, premonición, telepatía, mediumnidad y las cualidades paranormales. Amor universal, altruismo, caridad, compasión, abnegación. En los casos extremos sería la religiosidad, misticismo o santidad.

Fuente Tiempo de San Juan