La crisis económica desatada por las restricciones adoptadas en el marco de la pandemia de coronavirus covid-19 tuvo un efecto dramático para los comerciantes.

“La situación sigue siendo difícil. Muchos no resistieron la presión que significó el año pasado, que estuvo rebalsado de desafíos. Hay muchos locales que cerraron; muchos que están a punto de cerrar por no poder sostener más la situación; y otros que tienen una gran incertidumbre por lo que deparará 2021, por las consecuencias que está dejando la pandemia”, señaló Sofía Guraiib, secretaria general de la Cámara de Comercio de la Capital, en una entrevista con “Buen Día Verano”, el informativo matutino de LG Play.

La representante del sector detalló una cifra preocupante, obtenida a partir de un relevamiento propio y de los datos aportados por la Federación Económica de Tucumán y de las inmobiliarias locales. “Se estima que cerraron más de 500 locales en la Capital desde que comenzó la pandemia”, señaló Guraiib.

La portavoz de los comerciantes también hizo énfasis en lo difícil que es para el sector afrontar los gastos operativos que implica mantener un negocio.

“La Provincia se destaca por el porcentaje que se percibe en Ingresos Brutos. Pero hoy por hoy todo costo fijo le cuesta al comerciante. Mientras, hay actualización de alquileres y presión por paritarias. Muchos están pensando en cerrar sus puertas porque no se sabe qué va a pasar”, lamentó Guraiib.