Úrsula Bahillo había denunciado por violencia de género a Ezequiel Martínez y la justicia había dictado una orden de restricción perimetral. Sin embargo, el policía de 25 años violaba la medida y continuaba amedrentando a la chica de 18 años.

La familia acusa directamente a la fuerza policial por su inacción. “Hace meses habíamos denunciado el hostigamiento de esta persona hacia mi hija, hasta un fin de semana que fuimos a la comisaria de la mujer y nos mencionaron que no tomaban la denuncia porque era fin de semana”, denunció Patricia Nassutti, mamá de Úrsula.

En este marco, la manifestación que se extendió hasta la madrugada de este martes estuvo cargada de denuncias contra la policía local. Los efectivos comenzaron a disparar con balas de goma desde la puerta, lo que generó una reacción aún más violenta con piedras.

Un vecino registró el momento en que los agentes apostados en la entrada de la estación dispararon contra una chica que gritaba desde la vereda de enfrente. La joven recibió el impacto de varios perdigones de goma en la cara por lo que debió ser hospitalizada. Otros vecinos también resultaron heridos.

 

Fuente Tiempo de San Juan