La científica jefe de la Organización Mundial de la Salud ( OMS), Soumya Swaminathan, advirtió este viernes en rueda de prensa que algunas personas vacunadas contra el coronavirus aún pueden contraer el virus nuevamente y aunque no presenten síntomas, todavía podrían contagiar a otras personas.

“Si tienes la vacuna y contraes la enfermedad, la carga viral es mucho menor, así que las posibilidades de infectar a otros también puede que sean menores”, puntualizó la experta india.

La especialista señaló que “hasta que sepamos más, es importante que todas las personas, aunque estén vacunadas, sigan manteniendo las medidas de seguridad: uso de mascarilla, lavado frecuente de manos y mantenimiento de la distancia de seguridad”.

“Nuestro entendimiento de esto está evolucionando según salen diferentes estudios”, explicó Swaminathan.

La OMS realiza constantemente estudios sobre la posibilidad de ser inmunes tras contraer Covid-19, en relación con las personas que se volvieron a infectar con alguna de las nuevas variantes.

Hace unos días ocurrió un caso en que un bebé nació inmune al coronavirus, luego de que su madre embarazada hubiera contraído el virus durante las semanas de gestación. 

Después de haber analizado tomas de sangre de más de 1470 mujeres embarazadas, los investigadores pudieron comprobar que solo 83 de ellas mostraron anticuerpos contra el Covid-19. Para conocer el caso de los bebés, se tomaron muestras del cordón umbilical una vez que ya habían nacido y de estas se pudo conocer que los bebés de madres con anticuerpo también lo habían heredado. 

Un artículo de la News Medical Life Science subido al repositorio medRxiv describió el primer caso de anticuerpos contra el coronavirus detectados en la sangre del cordón umbilical de un bebé nacido de una madre inmunizada con la primera dosis de una vacuna Covid-19 tres semanas antes, específicamente con la elaborada por Moderna.

Los investigadores señalan que es la primera vez que se detectan anticuerpos de origen materno en la sangre del cordón umbilical contra el SARS-CoV-2 tras la inmunización de la madre con una vacuna Covid-19.

Aún así, señalan que es necesario cuantificar la respuesta de los anticuerpos en la sangre del cordón umbilical, identificando el tipo de anticuerpos específicos en la sangre del bebé.

Esto indica que la protección es potencialmente posible, así como la reducción del riesgo de infección, para los bebés de madres vacunadas.

Asismismo, en la mayoría de ensayos clínicos se ha demostrado que las vacunas protegen contra el desarrollo de formas graves de la enfermedad, pero no es seguro que eviten completamente la infección.

Lo que es seguro, según Swaminathan, es que tras una infección se obtienen anticuerpos que duran al menos unos seis meses, y que también se desarrolla resistencia celular contra las posibles células infectadas, que aunque es más difícil de medir, puede llegar a durar años. 

 

Fuente Tiempo de San Juan